martes, 6 de noviembre de 2018

Veinte mil leguas de viaje submarino, de Julio Verne


Resumen
Un monstruo marino ha puesto en marcha todas las alarmas, y finalmente se organiza una expedición para capturarlo, en la que figuran el célebre profesor de Historia Natural Pierre Aronnax, su ayudante Conseil y el experto arponero canadiense Ned Land, a bordo de la fragata estadounidense Abraham Lincoln. El monstruo resulta ser un sorprendente submarino a las órdenes del capitán Nemo, y el hecho de que deba mantener el secreto plantea un grave problema al capitán en cuanto a la liberación de los tres personajes principales. El capitán Nemo, el sabio atormentado y desengañado de la raza humana, en el que confluyen el individualismo libertario y un exacerbado sentido de la justicia, se ha convertido sin duda en uno de los paradigmas de la novela de aventuras y su presencia ya bastaría para justificar el lugar de honor que ocupa Veinte mil leguas de viaje submarino en el género. Y sin embargo contiene muchos otros alicientes: emoción, conocimiento, suspense, personajes inolvidables, lances inesperados... Uno de los hitos de la novela de aventuras y fuente inagotable para la posterior narrativa de anticipación.
Biografía
Jules Gabriel Verne nació en Nantes, en 1828 y murió en Amiens, en 1905.
Es ampliamente reconocido su trabajo como escritor de novelas de aventuras hasta el punto de ser considerado uno de los padres de la ciencia ficción.
Publicó casi setenta libros, y más de veinte cuentos, protagonizados siempre por héroes de buen corazón que luchaban contra las injusticias, y veían en la ciencia, sobre todo al principio de su obra, el motor para un avance ético de la sociedad.
Opinión
Lo sé, voy a ganarme una enorme reprimenda, pero no puedo morderme la lengua.
No voy a hablar de la trama, nuestra mente tiene registros suficientes a través de la lectura del mismo, películas, dibujos animados y demás formas audiovisuales que todos hemos visto en uno u otro formato, que sería alargar esta reseña, y me gustan cortitas.
No le quito mérito alguno, pues se trata de un clásico que se adentra en algo que para la época era impensable. Ni voy a criticar al autor, me cortarían el cuello como si fueran a cortar mantequilla, pero es que lo he encontrado un ladrillo difícil de digerir.
Me sobran las larguísimas, tediosas, minuciosas y desesperantes descripciones en cuanto a química, historia, geografía y biología marina se refiere. Para los que nos gusta la aventura sin más, tanta meticulosidad aburre demasiado e interrumpe lo esencial de la trama, la verdadera aventura de los célebres personajes en el interior del submarino.
En ocasiones uno puede confundir la lectura con un tratado de biología, y si se despista, con una carta de navegación marina, o en ocasiones con un compendio geográfico o histórico, por lo que todo eso, me parece superfluo, me sobran páginas y páginas de descripciones interminables que despistan constantemente acerca de lo que viven los personajes.
Pese a todo, creo que es una obra que debe leerse, por el simple hecho de sentirse bien con uno mismo… “He leído a Julio Verne”.
Tal despilfarro en descripciones me ha quitado la idea de seguir leyendo alguna más de sus obras, pero no lo descarto en un futuro.

Amigos, sed felices.

lunes, 17 de septiembre de 2018

El Setge de Cambrils L'any 1640, por Josep Iglesias


BIOGRAFIA

Historiador, excursionista y geógrafo (Reus, 1902 - Barcelona, 1986) es uno de los personajes más representativos de la investigación tradicional del mundo local en unos momentos que Cataluña tenía una sola universidad catalana y las búsquedas rigurosas y de tono académico sobre el ámbito comarcal eran prácticamente inexistentes dado que el descriptivismo, la erudición, aun novelada, imperaba. Iglesias fue pionero en el empuje que tienen actualmente los estudios locales y comarcales. Recibió un fantástico homenaje en el primer número de la Revista Catalana de Geografía(1978), consultable en RACO, es dedicado a su trayectoria ya su obra. No fue pero la única edición de homenaje a quien tan trabajó para que ajena editara, así la Revista del Centro de Lectura, Etc. Uno de los artículos, extensos, sugerentes, de la primera revista citada nos orienta sobre su personalidad:

COMENTARIO

Estamos ante la historia comparada del sitio de Cambrils acaecido en 1640 durante el conflicto entre Cataluña y Felipe IV conocido como “La Guerra de los Segadores”, con la obra recogida en la biblioteca virtual Miguel de Cervantes de Francisco Manuel de Melo dentro de la serie “Episodis de la Historia”, editada por Josep Dalmau en 1967.
Josep Iglesias narra con precisión quirúrgica y científica el avance del marqués de Los Vélez, general de las fuerzas de Felipe IV reunidas en Tortosa con más de veinticinco mil soldados de infantería, tres mil cien caballos, doscientos cincuenta oficiales artilleros, provista de una dotación de 26 cañones de grueso calibre y ochocientos carros arrastrados por más de dos mil mulas, el avance de sus tropas por el Coll de Balaguer, hasta el sitio de la ciudad costera de Cambrils y el fatal desenlace sufrido por sus defensores.

Iglesias aporta profusa documentación y compara ciertos párrafos con la obra de Melo, desmintiendo por medio de cartas algunas de las informaciones oficiales, sobre todo intenta desbaratar el horrible episodio sufrido por los defensores que, después de rendir la plaza y con la promesa de que nada ocurriría a sus vidas, son brutalmente asesinados más de setecientos hombres desarmados que acababan de rendirse ante las tropas Felipistas, llenando de esa manera una página escrita en sangre de la ciudad de Cambrils, ciudad que conmemora el episodio año tras año, para que la memoria colectiva no olvide la heroicidad de sus antepasados.
Es un recurso inmejorable para alguien que como yo, pretende novelar en un futuro próximo dicho sitio.
Muy recomendable para los amantes de la historia.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Grandes Esperanzas de Charles Dickens

RESUMEN

Grandes esperanzas es uno de los títulos más célebres del gran autor inglés. Publicado originalmente en 1860, narra la historia de Pip, un joven huérfano y miedoso, cuyo humilde destino se ve agraciado por un benefactor inesperado que cambiará el sino de su vida y hará de él un caballero. Una maravillosa novela de aprendizaje y una magistral galería de protagonistas que trazan un acabado retrato de época, al mismo tiempo que una honda reflexión sobre las constantes de la condición humana. La realidad de la vida cotidiana en Inglaterra y la fantasía se dan la mano, mostrándonos un mundo extraordinariamente humano y detallista y una peculiar psicología de los personajes... 


BIOGRAFIA

Fue un famoso novelista inglés y uno de los más conocidos de la literatura universal, quien supo manejar con maestría el género narrativo, el humor, el sentimiento trágico de la vida, la ironía, con una aguda y álgida  crítica social así como las descripciones de gentes y lugares, tanto reales como imaginarios.
Pasó su infancia en Londres y en Kent, lugares descriptos frecuentemente en sus obras. Abandonó su escuela y se vio obligado a trabajar desde muy chico, al ser encarcelado su padre por deudas. La mayor parte de su formación la hizo como autodidacta, y su novela "David Copperfield" (1850) es en parte autobiográfica y trasunta sus sentimientos al respecto. A partir de 1827 comenzó a prepararse para trabajar como reportero, en una publicación de un tío, The Mirror of Parliament, y para el periódico liberal The Morning Chronicle.
Aprendió taquigrafía y, poco a poco, consiguió ganarse la vida con lo que escribía; empezó redactando crónicas de tribunales para acceder, más tarde, a un puesto de periodista parlamentario y, finalmente, bajo el seudónimo de Boz, publicó una serie de artículos inspirados en la vida cotidiana de Londres (Esbozos por Boz).
La publicación por entregas de prácticamente todas sus novelas creó una relación especial con su público, sobre el cual llegó a ejercer una importante influencia, y en sus novelas se pronunció de manera más o menos directa sobre los asuntos de su tiempo.
En estos años, evolucionó desde un estilo ligero a la actitud socialmente comprometida de Oliver Twist.
Charles Dickens era una personalidad muy reconocida y sus novelas fueron muy populares durante su vida.
Su vida familiar fue azarosa, con varios fracasos matrimoniales y muchos hijos.
Murió el 9 de junio de 1870 y sus restos fueron sepultados en la abadía de Westminster.

OPINION PERSONAL

Era una lectura que tenía atrasada, pero se la debía a mi hijo mayor, pues fue un regalo suyo por uno de mis ya numerosos cumpleaños  y después de posponerla en varias ocasiones, me senté este verano junto a la orilla de la playa, bajo una sombrilla y me sumergí en sus páginas hasta que me la merendé incluyendo prólogo y citas al pie de página.
No nos engañemos, es una obra que rezuma esa tristeza contenida que parece acompaña todas las obras del autor, pues se trata de la historia de un pequeño de siete años al que llaman Pi, huérfano y criado por una hermana que solo entiende la buena educación a base de palos, o como se describe en la obra: “a mano”. Su triste infancia marcó a nuestro protagonista pues el autor no deja de recordarnos aquellos amargos años junto con su encuentro con un preso fugado de la prisión, algo que sin saberlo marcará su porvenir.
No hablaré de los personajes, pues la maestría de Dickens los hace totalmente creíbles y especiales muchos de ellos, es la historia la que nos interesa, esa historia que cambia de forma radical la vida de Pi, pues pasa de la más absoluta pobreza a la opulencia, gracias a un anónimo benefactor que pretende hacer de él un verdadero caballero.
No descubriréis hasta prácticamente el final de quien se trata ese anónimo benefactor, pero creerme si os digo que pese a que las pistan que nos ofrece Dickens apuntan en una casi lógica dirección, os equivocaréis si creéis en ella, pues caeréis en la trampa que tal sutilmente urde nuestro famoso autor.
Grandes Esperanzas en un fiel reflejo de lo que puede suceder a quien de la noche a la mañana obtiene una gran fortuna y empieza a gastar y a endeudarse de una manera incontrolada, dejando al lado su pasado, y con ello, sus verdaderos amigos.
Al igual que vosotros podéis caer en esa trampa, nuestro pequeño Pi, cae en las redes del amor no correspondido, urdido por una vieja podrida de dinero y amargada de la vida, pero es que el relato, plagado de lujo y ostentación, es como la vida misma, y ya se sabe: “quien más alto sube, más rápido cae”
Estamos ante un final, como no podía ser de otra forma, triste y nostálgico, pues la empatía que nos hace sentir Pi, nos embarga de su tristeza, de su desafortunada infancia, de su fortuna conseguida sin esfuerzo alguno, y de su buena y su mala suerte, que es, en suma, la de cualquiera de nosotros. (No os perdáis ese maravilloso final)
Lectura muy recomendable



viernes, 31 de agosto de 2018

LOS COSACOS, DE LEON TOLSTOI

Sinopsis

El protagonista Olenin, un joven de buena familia, que vive a todo ritmo en el  Moscú del siglo XIX, se enrola como voluntario en el ejército para ir al Cáucaso. Olenin que llegará a estas tierras con rango de oficial, se irá poco a poco enamorando de los paisajes a orillas del río Terek, de las costumbres de los habitantes de la zona y, especialmente, de una joven local llamada Mariana.

Datos del autor

En 1851, cuando Tolstói tiene veintidós años, emprende un viaje al Cáucaso para unirse como cadete a la línea defensiva rusa en la guerra contra los turcos. El tiempo que pasa allí lo marcará para toda la vida y servirá de inspiración para sus primeras novelas. La historia parece ser un pequeño reflejo de lo vivido por el autor en esas tierras en su juventud, años en los que se alejó de forma drástica de la vida más o menos acomodada que llevaba. Este hecho se ve fuertemente reflejado en la obra.

Argumento

La obra cuenta la transformación que sufre Olenin, un joven que ha dilapidado parte de su patrimonio y abraza la carrera militar para escapar de su vida disoluta en Moscú. Desde el momento que llega, donde solo piensa en pasar el tiempo necesario para obtener su graduación, llegando incluso a vivir durante sus primeros meses de una forma un tanto huraña, hasta el momento en el que se da cuenta de que el Cáucaso le está resultado ser una especie de retiro espiritual, con los vastos y grandiosos espacios de su naturaleza y la vida sencilla de sus habitantes, que, alejados de todo artificio, personifican la fuerza eterna de la verdad natural, un lugar donde ha encontrado la felicidad, pero una felicidad muy alejada de la que él hasta entonces conocía además del amor que profesa a la bellísima cosaca Mariana.

Opinión Personal


¡Qué descansada vida
la del que huye del mundanal ruido,
y sigue la escondida
senda, por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido;
Si es que ya lo dijo en su oda a la vida retirada Fray Luis de León, y Tolstoi con cosacos, no hace más que retratar su propia existencia y el anhelo interior de muchos de nosotros quienes quisiéramos huir de este mundanal ruido y refugiarnos en la stanitsa asentada en el Cáucaso que nos describe en su obra, rodeados de ríos, montañas y de gente sencilla y valiente.
A partir de esa premisa, los soliloquios y reflexiones de Olenin, nuestro protagonista, converge en los típicos tópicos de la misma existencia de la humanidad. ¿Quién no quisiera ser Olenin y abandonar su vida de confort en la que hoy impera la competitividad y la barbarie de la economía de mercado. Si nos paramos a pensar un instante, un plato de lentejas es un manjar exquisito y la compañía de un buen amigo frente a una cerveza, nos transporta lejos de los altos edificios, las fábricas, la polución, el estrés… yo me apunto.
Los retratos de los paisajes, de la vida de los cosacos, de las correrías de caza o de las refriegas con los chechenos, son escenarios que acompañan a nuestro personaje quien no puede evitar quedar prendado de la sencillez y belleza de Mariana, de la valentía del aventurero Lúkashka y de la vida del viejo Yéroshka, pero Olenin, por su condición y posición es quien es, y no puede evitar que su vida pasada le persiga, pues en verdad siente que no es un cosaco, ni siquiera un buen soldado.
Una lectura amena, sencilla que por un instante nos hará ser libres, aunque como Olenín, al final, regresemos con el rabo entre las piernas a nuestra jungla, pues por mucho anhelo, sentimos que pertenecemos a esta mísera existencia del mundo y la civilización occidental.

lunes, 18 de junio de 2018

Lolita de Vladimir Nobokov



SINOPSIS DE LA EDITORIAL

La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervienen dos componentes explosivos: la atracción «perversa» por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizadísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert. Lolita es también un retrato ácido y visionario de los Estados Unidos, de los horrores suburbanos y de la cultura del plástico y del motel. En resumen, una exhibición deslumbrante de talento y humor a cargo de un escritor que confesó que le hubiera encantado filmar los pic-nics de Lewis Carrol


Biografía de Vladimir Nabokov

Escritor, crítico literario y profesor ruso nacionalizado estadounidense, Vladimir Nabokov es considerado uno de los grandes autores en lengua inglesa del siglo XX, gracias a obras tan conocidas como LolitaAda o el ardorPálido fuego o Una belleza rusa.
Nacido en una rica familia rusa, Nabokov hablaba tanto ruso como inglés y francés. Tras huir primero de la Rusia comunista e instalarse en Alemania e Inglaterra (donde realizó sus estudios en Cambridge), Nabokov abandonó la Europa de la II Guerra Mundial para vivir en Estados Unidos. A partir de 1938 escogió el inglés como lengua literaria y desde 1941 comenzó a dar clases de Literatura Comparada y Ruso en el Wellesley College, aunque también enseñó en otras universidades, como Cambridge o Cornell.

El gran éxito de Lolita, polémica novela que ha sido adaptada al cine en varias ocasiones, permitió a Nabokov dedicarse por completo a la literatura, retirándose a la localidad suiza de Montreux, aunque siguió ofreciendo clases magistrales y conferencias sobre literatura en las que defendía su idea esteticista del arte. Su influencia es notable en autores como PynchonDeLillo o Banville.

Además, Nabokov destacó como entomólogo aficionado, siendo responsable de la colección de mariposas de la Universidad de Harvard.


OPINION PERSONAL

Dolores, Lola, “Lolita”, icono sexual acuñado por el propio autor allá por la década de los 50 popularizado unos años después. Icono que aviva el morbo de los hombres maduros, sin embargo, pocos han leído la novela y pocos son los que conocen el justo significado de dicha acuñación.
Estamos ante el diario de un pedófilo sometido a juicio que pretende que sintamos empatía por él, por Humbert Humbert, el protagonista de la novela, y que nos creamos que son las ninfulas: (Lolitas), quienes le incitan y provocan por su precocidad sexual.
Humbert vive una realidad paralela en la que cree ciegamente todo lo que nos cuenta. Su patología, enfermedad o tendencia sexual (dependiendo de cómo es entendido en psiquiatría), le hace ver y vivir situaciones que  provoca de forma consciente, pero que solo se encuentran en su mente perversa, pues a ojos de alguien a quien pudiera considerarse sexualmente “normal”, puede parecer, de hecho a mí me lo parece, algo abominable y aberrante.
Y digo perverso porque en su fantasía máquina la mejor forma de cometer el crimen perfecto en la figura de la señora Haze, madre de Lolita y esposa de Humbert, con tal de allanar el camino hacia su delirio, sin escatimar pelos y señales en describirnos la forma de cometer tan execrable crimen, sin que de sus palabras se desprenda escrúpulo alguno ni arrepentimiento al hablar de quitar la vida de nadie.
Es consciente en todo momento de que sus actos pueden conllevar penas de prisión, por ese motivo, cuida con exquisitez su conducta, intentando no ser sorprendido por ningún adulto que pueda incriminarle, aprovechándose de la inocencia de su víctima. En mi opinión, estamos ante la confesión de un depravado, enfermo o no, pues no me corresponde a mí calificarlo, que actúa contra corriente de lo que podemos entender como ética y moral intrínseca al ser humano.
La primera mitad de la obra me sorprendió de forma desagradable, pues no me esperaba esa sincera confesión y realmente, no entiendo que nadie pueda sentir morbo alguno con su lectura. En cuanto a la historia, gana y mucho en la segunda parte, pues nuestro protagonista se sumerge en diversas situaciones en las cuales pretende aflorar su lado más humano y compasivo, a pesar de llevar en la sobaquera una pistola que finalmente acabará utilizando, pues ya se conoce el dicho de “quien lleva armas, está dispuesto a usarla”.
Sus eternos viajes en coche con Lolita, huyendo de la civilización y buscando en moteles esa soledad cómplice para poder perpetrar con total impunidad sus crimines, esa huida de la realidad y la desesperación marcada en su rostro cuando su pequeña Haze se fuga con otro depravado, le sumergen en una desesperación e impotencia que por primera vez logra que el lector empatice con el personaje.
Su fijación por perseguirla y darle alcance le convierte en un solitario enfermizo que traga kilómetros en su busca, hasta que por fin, gracias a una carta de Lolita, la encuentra en una choza, embarazada y casada, a punto de emigrar de EEUU. La carta es un punto de inflexión al final de la obra, donde nuestro protagonista tiene una fijación, asesinar al pervertido que se fugo con su Lolita, sin embargo, nada tiene que objetar a su matrimonio ni al joven esposo de su nínfula.
 Al final de la obra nuestro autor nos aclara conceptos, ideas, argumentos y vicisitudes por las que paso antes de su publicación, algo que es de agradecer pues te pone en el lugar correcto, y ese es, ante una obra de ficción sacada de la mente de nuestro autor quien no pretende dar clases de moralidad y mucho menos, inmiscuirse ni adjetivar la conducta de su personaje principal. Sin embargo, eso no impide que cada lector extraiga sus propias conclusiones y se configure en su mente un debate apasionante sobre los límites de la sexualidad, sobre lo correcto e incorrecto, sobre lo aceptable o reprochable, sobre lo que está bien o mal…
Es una obra muy recomendable, quizás alguien en sus primeras páginas sienta animadversión, pero recomiendo una lectura pausada, tranquila y sosegada para entender el gran alcance de esa obra publicada a mediados del siglo pasado y que quizás, en ciertos lugares, hoy día, recibiría una crítica descarnada, olvidando la coletilla del autor,… es, sencillamente, una obra de ficción, y yo añado, una gran obra de la literatura universal.

lunes, 16 de abril de 2018

Marianela, de Benito Pérez Galdos


SINOPSIS DE LA EDITORIAL

«Marianela» (1878) pertenece a lo que Galdós llamó Novelas de la Primera época (que comprenden obras como «Doña Perfecta» y «Gloria»). Partiendo de un caso extraído de un tratado de Psicología (la recuperación de la visión en un ciego congénito), Galdós creó una de sus novelas más famosas. La vida trágica de la muchacha Nela, fea y deforme, enamorada del ciego Pablo a quien sirve de lazarillo, es el hilo conductor sobre el que se entrelazan tres temas: la ceguera y su posible cura, la relación sentimental y la situación socioeconómica. La maestría del escritor canario se demuestra en la articulación narrativa de las oposiciones principales: belleza física y belleza moral; industria y agricultura, el hoy y el ayer; cultura y naturaleza. La relación del ciego con su lazarillo ha quedado como una de las más bellas surgidas de la pluma de Galdós.

OPINION PERSONAL

Novela trágica que rezuma tristeza y melancolía. Cabe tildarla de social, incluso de romántica no exenta de una profunda alegoría que irá descubriendo el lector paso a paso.
Es la vida de Nela y Pablo Penáguilas, del lazarillo del pobre ciego que no necesita ver para conocer la bondad y la belleza, belleza que encuentra en su interior y en la propia Nela, aunque ésta sea un ángel poco agraciado físicamente, un ángel marginado y pobre que no sirve para nada, nada que no sea ser los ojos de Pablo.
Galdós nos muestra en esta obra, con un lenguaje llano y de forma sencilla y lineal, los asombrosos paisajes del pueblo minero, un lenguaje para ciegos, lleno de profusas descripciones y que retrata, el trabajo y esfuerzo de sus gentes, su ignorancia e incultura, sus anhelos y la filantropía de algunos, los ricos, los agraciados, los hermosos.
Nela duerme en una cesta de mimbre, camina descalza y viste harapos, todo lo contrario que la prima de Pablo, Florentina, que es hermosa, rica y culta.
La oscuridad en la que vive Pablo le permite ver la bondad y hermosura de Nela, pues no necesita ojos para ver una realidad diferente a la que vería si recuperase su vista, y eso nos lleva a una cuestión, ¿cuántas realidades somos capaces de percibir? ¿La de la vista, la del tacto, la del olfato, o la de nuestro interior? ¿Y cuál es la verdadera, o lo son todas?
Pablo se enamora de una ilusión y Nela, de un imposible, pues cuando Pablo recupere la vista, Nela desaparecerá por considerarse fea. No quiere que Pablo pueda verla y sin embargo, arde en deseos de que el ciego recupere la vista.
Que será de la chiquilla cuando el ciego vea la luz y quede prendado de su prima Florentina, tristeza, solo tristeza infinita para nuestra querida huérfana, una tristeza sin límite que la llevará a cometer la locura que todo ser humano debe evitar, a pesar de que la vida te arrastre de forma inexorable hacia ese fin, aunque sea por una profunda tristeza, privilegio de los ancianos, nunca de los jóvenes.
Un gran cuadro literario de la época donde el conocimiento luchaba por abrirse paso entre las mentes de los ignorantes y donde las diferencias entre las clases sociales era evidente, un estigma para los pobres que arrastraban hasta el fin de sus días, aunque siempre había quien luchaba por salir de la inmundicia y de la pobreza, como Celipin, el hijo de Señana, la mujer que había acogido en su humilde morada a la Nela, que soñaba con abandonar el pueblo minero y hacerse médico.
Cabe destacar las pinceladas de otros muchos personajes, como el doctor Teodoro Golfin, responsable de devolverle la vista a Pablo, y del hermano de Teodoro, Carlos el ingeniero, de lugares tan pintorescos como Aldeacorba, o la propia mina a la que llaman “la Terrible”.
Es una obra conmovedora que retrata las diferencias sociales de la época, la caridad, no la justicia social, como reza la sinopsis, el esfuerzo de las clases bajas por salir de la inmundicia y la ignorancia, la eterna dicotomía entre lo hermoso y lo grotesco, las injusticias que la vida, ciega como Pablo, se ceba con cualquiera de nosotros, en este caso, con Marianela.

BIOGRAFIA

        Benito Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria, 10 de mayo de 1843 – Madrid, 4 de enero de 1920). Escritor español, representante de la novela realista española del siglo XIX. Académico de la Real Academia desde 1897 y nominado al Premio Nobel en 1912.
        Estudia en el Colegio de San Agustín de su ciudad y colabora en el periódico local El Ómnibus. Al terminar sus estudios en 1862, se traslada a Tenerife para estudiar el Bachiller en Artes, y posteriormente se marcha a Madrid para estudiar Derecho. Allí acude a las tertulias del Ateneo y los cafés Fornos y Suizo, donde frecuenta a intelectuales y artistas de la época. Escribe en los diarios La Nación El Debate.
        En 1873 inicia la publicación de la primera serie de los Episodios Nacionalescon Trafalgar. Su popularidad ante los lectores durante la decada de los 90 va creciendo con su segunda serie de los Episodios nacionales. Aparte de Madrid, Galdós pasa largas estancias en su casa de Santander, conocida como “San Quintín”.
        Viaja por Europa como corresponsal de prensa, conociendo así corrientes literarias del momento como el realismo y el naturalismo. Su obra tiene influencias de los franceses Honoré de Balzac, Émile Zola, Gustave Flaubert y el inglés Charles Dickens, entre otros.
        Aficionado a la política, se afilia al Partido Progresista de Sagasta y en 1886 es diputado por Guayama (Puerto Rico) en las Cortes. En los inicios del siglo XX ingresa en el Partido Republicano y en las legislaturas de 1907 y 1910 es diputado a Cortes por Madrid por la Conjunción Republicano Socialista; en 1914 es elegido diputado por Las Palmas.
        Galdós es uno de los autores más prolíficos de su generación, tanto en novela como en teatro.


lunes, 9 de abril de 2018

Terapia de grupo. A contrarreloj, de Roser Justicia Vidal.

Terapia de grupo. A contrarreloj, de Roser Justicia Vidal. Editorial Círculo Rojo, 2017.

Adentrarse en las entrañas de la condición humana en sus múltiples vertientes. Esa es la sensación que percibe el lector que se sumerge en el universo literario de Terapia de grupo. A contrarreloj. Porque sí, como se avanza desde el mismo prólogo, “la vida se ve diferente tras los barrotes de una celda. Es como si el día, apagado y gris, te quedase dividido en fragmentos, destinados a recordarte que has perdido el derecho a vivirlo entero”. Asimismo, el comportamiento y las emociones humanas se retratan de forma magistralmente fragmentada, cual piezas de puzle del funcionamiento de la mente humana que se necesitan las unas a las otras para formar un todo. A partir de ahí se plantea la posibilidad de construcción (o, mejor dicho, de reconstrucción) de ese todo. Porque… ¿es posible unir “las piezas que los años habían ido destrozando”?

Todo ello presidido por San Marcos, portarretratos del puzle con personalidad propia y “aspecto ojeroso de un edificio enfermo”. El narrador, de trazo hábil y prodigioso, nos empuja a conocer el lugar donde se lleva a cabo la acción, donde “la vida de las personas se abría en canal para sacar el veneno que atacaba sus pensamientos”: el espacio ideal para analizar y describir los sentidos que provocan sensaciones y situaciones en su desgarro máximo.

El lector visualiza acciones y se adentra en sus almas como si se dispusiera de una cámara de cine, estratégicamente conducida a través del foco de Mabel Fuentes. Interior y exterior, juego de dualidades. Y en el exterior, la lluvia, personaje tan complejo en sí mismo como la condición humana, “cómplice, insistente, engañosa. Puede caer tan suave como para acariciarte el cuerpo o romper con tanta fuerza como para calarte entero, no la controlas, es inevitable, no puedes dominarla aunque quieras”… La lluvia cala en el libro como el elemento de contacto entre el cautiverio y la libertad, entre los personajes, entre el bien y el mal, entre el recuerdo del pasado y las sensaciones del presente. Porque el alma humana se fragmenta y se nutre de dualidades antitéticas, es la contradicción en estado puro. Locura y cordura, luz y sombras, silencios y sonidos, pecado y culpa, realidad y ficción…

En un único espacio que acoge la fragmentación, las dualidades se tejen mediante una trama perfectamente hilvanada, gracias a la autora, verdadera artesana de las estrategias narrativas capaces de crear, a su vez, personaje a personaje, el personaje general de la mente humana en sus distintas vertientes. Y, si tal como afirma Damián Valle, “la información es poder”, el poder del narrador consiste en desvelar verdades universales sobre comportamientos y actitudes humanas encarnadas, cual posesión diabólica, en cada uno de los asistentes a la terapia de grupo. Ritmo, humor y horror. El tictac incesante del reloj, que marca el paso del tiempo y rompe los silencios otorga y marca un ritmo narrativo que no decae, al contrario, se acelera in crescendo, en una estratégica dosificación de la información, que consigue no solo atrapar, sino dominar (como nos advertía Valle) al lector, inmerso en un tapiz coral de voces, en una telaraña de complejidad múltiple. Y cuando todo parecía desvelado, el poder del narrador demiurgo ejecuta a la perfección los giros necesarios para evidenciar que la línea entre locura y cordura, entre realidad y ficción, es tan fina que a veces se confunden. Porque todo es del color del cristal con el que el narrador quiere que lo miremos.

Si “algunas de las ideas más brillantes de la humanidad nos las han regalado personas a las que llamaron locos”, podríamos afirmar, sin ningún tipo de duda, que a Roser Justicia, en actitud quijotesca, el motivo literario universal de la locura y las distintas voces de la mente humana le ha inspirado un libro trampa. Trampa porque atrapa al lector y le obliga a formar parte de esa terapia de grupo, a ser uno más, a conocer (y en algunos casos reconocer) debilidades humanas. Todo ello dejándose manejar por los hilos de una titiritera capaz de gobernar a sus marionetas como una verdadera artista.

Lídia Coll

biografía:
Roser Justicia Vidal, nacida en Sabadell (BCN) es co-fundadora y presidenta del grupo ArTeatre, desde donde lleva a cabo la adaptación, dirección y puesta en escena de diversos textos teatrales. Comenzó su aventura como escritora a muy temprana edad, a los 13 años ya había escrito y se había representado su primera obra de teatro. A partir de aquí, vinculada siempre al mundo de las artes escénicas, escribió y tuvo el placer de ver interpretadas obras tales como «Tras la mirada Dormida» o «Manos arriba esto no es un atraco».

Los guiones cinematográficos le permitieron desarrollar su parte más “oscura”, escribiendo y/o dirigiendo cortometrajes de terror tales como La Sombra, Los Despiertos, La Bruja del Mar o Malabares, entre otros muchos títulos.
Licenciada en Geografía por la UAB, Master en Riesgos Laborales y profesora de secundaria mediante el Certificado de Aptitud Pedagógica, estudió la escritura de guion en la UB con la escuela de cine SomJoves y perfeccionó la técnica a través de los cursos de escritura de guion avanzados de la SGAE. Actualmente cursa estudios profesionales en artes escénicas, (teatro, cine y televisión), en la escuela El Timbal, convencida de que interpretar es otra manera de vivir, sentir y describir emocionalmente personajes, que sobre el papel, llegarán al lector convertidos en verdad.


SINOPSIS
No es fácil llevar a cabo una terapia de grupo, especialmente cuando tus pacientes son asesinos, concentrados en sepultar la culpa bajo toneladas de «buenos motivos». La mayoría prefieren no hablar de ello pero siempre hay excepciones, individuos que rememoran con satisfacción los gritos, son bestias inteligentes que se mueven por instinto y uno de ellos, el peor de ellos, ha cumplido con su tiempo de castigo.

Supervisada por quienes cuestionan su trabajo y entre un grupo de pacientes que no quieren dejarse ayudar, la doctora Mabel Fuentes convertirá a Damián Valle en su objetivo, consciente de que tiene apenas una sesión de terapia para evitar que las puertas del centro psiquiátrico San Marcos se abran y dejen a un asesino en libertad.
EMPIEZA LA CUENTA ATRÁS. 



miércoles, 21 de marzo de 2018

EL REGRESO DE SHERLOCK HOLMES, ARTHUR CONAN DOYLE


EL REGRESO DE SHERLOCK HOLMES

SINOPSIS EDITORIAL




Cansado de la preponderancia que la figura del genial detective había alcanzado en su vida y obra, Arthur Conan Doyle (1859-1930) lo hizo desaparecer en «Las memorias de Sherlock Holmes», tras una primera claudicación en «El sabueso de los Baskerville», bajo forma de episodio recordado por su fiel Watson, las aventuras reunidas en El regreso de Sherlock Holmes supusieron la definitiva resurrección del inolvidable inquilino del 221b de Baker Street. Los trece nuevos y apasionantes casos en que se ve envuelto el brillante e hipocondríaco investigador comienzan con «La aventura de la casa vacía», donde Holmes reaparece de forma no menos efectista que cuando, diez años antes, había desaparecido, junto con su archienemigo Moriarty, en las cataratas de Reichenbach.

OPINION Y COMENTARIOS

Como todo en esta vida, hay cosas que cansan, y un autor puede verse agotado y cansado por el enorme éxito de uno de sus personajes. Mejor enterrarlo en el abismo de la memoria y olvidarse de él, pues todo tiene un comienzo y un final, en este caso, un final fallido recogido en la penúltima obra de Doyle: Las Memorias de Sherlock Holmes, obra que tuve la oportunidad de leer hace escasos meses.
Y digo final fallido porque dada la presión a la que fue sometido nuestro querido Doyle, no tuvo más alternativa que resucitarlo, como hace en el primer relato del manuscrito que nos ocupa. Y es que nada resulta más fácil, o difícil para un autor que resucitar uno de sus personajes alzándose en ese instante en un dios omnipotente que puede hacer y deshacer a su antojo, y lo digo por experiencia propia, pues yo mismo me vi en la obligación de “resucitar” a uno de mis personajes más carismáticos.
La obra nos regala trece relatos que ensalzan de forma brillante los poderes deductivos del criminólogo/detective más afamado de la historia literaria y que no comentaré de forma individualizada, dado que en lugar de una reseña nos enfrentaríamos a un tratado largo y tedioso que echaría para atrás al más entusiasta de los lectores.
A estas alturas, poco o nada tengo que descubrir de Doyle, Sherlock o Watson, pues sobre ellos han corrido ríos de tinta que encumbran la pluma del autor y la sagacidad e inigualable capacidad deductiva de Holmes, así como la infinita amistad de su inseparable doctor Watson.
No se entendería la obra de Doyle sin esta carismática pareja, sin su exquisitez en el planteamiento de los relatos y la facilidad de su lectura, sin su atemporalidad, pues no pasa el tiempo para ellos, sin esa intriga constante, sin intentar avanzar y ser el primero en descifrar los enigmas que la mente de nuestro autor nos plantea en todos y sin cada uno de los casos que dieron fama internacional a Holmes. Si hay que destacar alguno de ellos, me inclino por Los Bailarines, y Los seis Napoleones, relato que, aunque reconozco que era un final previsible, no por eso deja de resultar apasionante.
Pero vosotros no os podéis quedar con solo esos dos, tenéis que ampliar horizontes y devorar los trece, pues forman un compendio de entretenimiento que os sumerge en la vida apasionante de un hombre cargado de manías; su pipa, su violín, sus disfraces, su perspicacia, su intachable honestidad, su mente inquieta, su predisposición para afrontar los retos que cada asesinato le plante, y ese mente que en ocasiones antepone el honor a la ley, casos en los que la empatía del lector por la actuación del detective, le ensalzan y encumbran.
En definitiva, una lectura amena, que es lo que realmente importa.
Pasároslo bien y disfrutar.


lunes, 12 de marzo de 2018

“El retorno”, del libro Putas Asesinas de Roberto Bolaño.

Reseña del cuento “El retorno”
del libro Putas Asesinas
de Roberto Bolaño. 
Autor de la reseña: Magali Uribe


     Este cuento que se encuentra en el libro “Putas Asesinas” publicado en el año 2001 por el escritor Roberto Bolaño (ganador del Premio Herralde y el Rómulo Gallegos) nos narra una historia sórdida y lúgubre con un muy buen toque de humor sobre fantasmas. El personaje principal, que es el narrador, es un fantasma que nos cuenta lo que le sucede después de morir.
“Tengo una buena y una mala noticia. La buena es que existe vida (o algo parecido) después de la vida. La mala es que Jean-Claude Villeneuve es necrófilo.” Así es como comienza este cuento del desaparecido escritor, definitivamente un cuento que te atrapa desde las primeras líneas. 

     Este cuento está ubicado en la ciudad de París, donde el narrador y personaje principal cae muerto repentinamente en una discoteca y, mareado por la situación en que se encuentra (una escena similar a la de la película Ghost en la cual el personaje muere, pero su fantasma queda en el plano de los vivos), su fantasma logra observar lo que pasa  a su alrededor y cómo lo experimenta desde su perspectiva. 
     El fantasma se va junto a su cuerpo a la morgue, y allí le es realizada su autopsia. Mientras él reflexiona sobre lo que pasará con su “vida” o “no vida”, se da cuenta de que su cuerpo es sacado a escondidas de la morgue y llevado a una mansión donde reconoce al famoso modisto de la época Jean-Claude Villeneuve, 
     Ya dentro de la mansión del modisto, este desnuda el cuerpo y lo empieza a acariciar y a besar. El fantasma se sorprende y se indigna pues piensa que será sodomizado por Jean-Claude, pero para su sorpresa eso no pasa; sin embargo, por la serie de sentimientos encontrados que el fantasma sufre, este le reclama, por lo que el modisto cree que lo están grabando y que hay micrófonos escondidos. 
     Después de decirle que es el fantasma del cuerpo que ha rentado y lograr convencerlo de que es verdad y no se trata de una broma, Villeneuve se disculpa y le explica la razón de llevar a cabo este tipo de actos.
     Luego de una larga plática entre los dos personajes donde el modisto relata toda su vida y le cuenta sobre sus problemas de infancia, amorosos y sexuales, los camilleros regresan por el cuerpo para regresarlo a la morgue; ahí es donde nuestro fantasma decide no abandonar a Jean-Claude y entablar una especie de amistad con él.

     Bolaño nos muestra dos personajes muy peculiares, el primero que es el fantasma de un hombre que se describe como una persona que no fue inteligente ni brillante y que para nada es un patán, en realidad es una persona muy inocente y ensimismada por lo que difícilmente logra percatarse de las intenciones de las personas a su alrededor. Es muy interesante cómo es que no logra darse cuenta de las intenciones del famoso modisto desde que lo empieza a desnudar y sólo hasta después de ser “abusado” logra su enojo verse reflejado cuando le reclama, pero aun así su enojo llega a ser opacado por el hecho de que es real, que los fantasmas existen y que él es uno de ellos.
     Por otro lado Jean-Claude es una persona famosa, pero muy tímida y reservada, discreto pero elegante. Un necrófilo que renta cuerpos a unos camilleros de la morgue para según él evitar lastimar a alguien, lo que en realidad esconde el deseo de que no lo lastimen a él. El desarrollo de este personaje, -cómo va desde la timidez hasta el poder confiarle su vida y sus miedos a un fantasma desconocido- es realmente humorístico. Nos muestra una persona con necesidad de ser escuchada, amada y respetada más allá de su fama y prestigio. 

   
 Este cuento no es la historia trillada de fantasmas y amor eterno. De hecho, la mujer de sus sueños, con la que se encuentra al momento de morir, termina abandonando el cuerpo inerte en la discoteca; y es muy curiosa la relación que se desarrolla entre los dos personajes principales, pues nadie se imaginaría terminar siendo confidente del raptor y abusador de tu cuerpo. Pero en vez de ser una historia con un sabor amargo por el tema, llega a ser bastante chusca, pues en algún momento puedes hasta lograr sentir una cierta empatía con Jean-Claude. 

     La escritura de este autor deja adherirnos bien a la lectura, ya que no es para nada complicada ni redundante la forma en que nos contextualiza las situaciones usando ejemplos muy comunes, como cuando explica que su retorno fue parecido a la película de Ghost: hace que el lector se adentre muy bien en la lectura y aunque es bastante predecible lo que pasará con el personaje desde un principio, no llega a ser decepcionante pues los detalles le dan estructura y contexto a la situación, haciéndola muy disfrutable.


martes, 30 de enero de 2018

GUERRA A ULTRANZA-BARCELONA 1713 1714, de Amando Lacueva

SINOPSIS
¿Por qué los Tres Comunes declararon en un bando la Guerra a Ultranza contra el Borbón?
Fue el 9 de julio de 1713 cuando las tropas del virrey Guido se retiran y comienza en Barcelona una lucha interna por el poder entre radicales y sumisos que llenan estas páginas de trepidante acción.
Motines, traiciones, intrigas, saqueos y una historia entre un marqués de ficción y una dama real de la época, se suceden hasta que cae la ciudad en septiembre de 1714.
Pudo tomarla a sangre y fuego este militar francés, bastardo del rey de Inglaterra. Pero Berwich ordenó a sus tropas entrar en formación, mientras continuaban los barceloneses con sus labores cotidianas como si nada hubiera ocurrido. Aunque ya nada fue lo mismo…

EL AUTOR


Amando Lacueva Poveda está afincado en Tarragona, casado y con dos hijos.
Perito Mercantil, ejerce de Asesor Fiscal desde 1986. Lleva más de 30 años de ejercicio y su pasión por la literatura nació a la temprana edad de 12 o 13 años mientras leía las aventuras del bandolero Dick Turpin, del novelista William Harrison, y la formidable historia de la vida de Buffalo Bill Cody. Pero si eso no fue suficiente, las aventuras de Los Cinco de Enid Blyton y su acercamiento a los grandes autores del Siglo de Oro de la literatura Española, con inmortales como, Cervantes, Quevedo, Lope, Tirso o Calderón, y los geniales poetas, Espronceda, Bécquer, Alberti, Machado, los hermanos Álvarez Quintero y un largo etcétera, le alentaron a introducirme con cautela en la lírica para posteriormente iniciarse en la narrativa.



Opinión personal:

Comienzo mi reseña dando infinitas gracias a Maria Loreto Navarro Pacheco por organizar el sorteo en el grupo de Facebook "Reseñas Literarias", en el que fui agraciada con este ejemplar, y a Amando Lacueva por cederlo y por su afectuosa dedicatoria.

He de decir que soy una incondicional de la novela histórica, a si que ya de antemano os puedo adelantar que la he disfrutado muchísimo, además "Guerra a ultranza" es un libro muy bien documentado y pese a que los hechos históricos narrados son un tema muy delicado en el momento en que nos encontramos, Amando no entra en polémicas, solo narra unos hechos que sucedieron y que nos muestra a unos héroes que supieron defender sus ideales y su ciudad hasta las últimas consecuencias, y para mostrarnos todo esto y llevarnos por todos los vericuetos de la historia, Amando utiliza unos personajes a cual más elaborado y cada uno con su propia personalidad, todos y cada uno de ellos lleva el peso de la narración y de los hechos acontecidos y tiene su lugar dentro de ellos para guiarnos y mantenernos atentos a todo lo que ocurrió.

La mayoría de los personajes de la novela se identifican por un mote o por sus características, por lo que se hace más sencillo ubicarlos dentro de la narración, como por ejemplo Ignasi (el gigante de los pelos desgreñados), Velasco (correo de Villarroel y tartamudo), la cruel baronesa y su silencioso esclavo Otomano, el alférez Jordi (tahonero y siempre dispuesto a repartir sus molletes), el cabo Artigas (artillero bisojo) el monje asesino, no se libra ni el protagonista Felipe (el Marquesito), etc, etc, etc.... Sin olvidarnos de los malos malísimos (el Corvo, el Borni y el Charro) y de los comerciantes, en definitiva una gran cantidad de personajes que si no fuese por este recurso que tan sabiamente ha sabido utilizar Amando, nos perderíamos en el grueso de la narración.

Pocas veces me sucede cuando leo un libro, y con este me ha sucedido, que durante su lectura he pensado que si los libros desprendiesen los olores que en ellos se describen, cada uno tendría uno característico, y este olería a morcillas y a panceta, no a pólvora como cabría suponer, sobre todo, gracias al padre Venancio, un gran personaje y que pone cierto punto cómico en el libro.

A pesar de ser una novela histórica, no se hace nada monótona, ya que está llena de intrigas, conspiraciones, traiciones y demás, por lo que su lectura es muy amena. También hay mucho de estrategia militar, que a lo mejor es lo que ralentiza un poco la lectura, pero que también es muy interesante conocerlas.

También tengo que hacer referencia a otra obra basada en los mismos hechos y la misma época "Victus" de Albert Sánchez Piñol, "Guerra a ultranza" me lo recuerda mucho, pero están narrados de manera diferente Albert lo narra a través de un malhablado y divertido protagonista que nos enseña todo lo necesario sobre fortificaciones y asedios, y Amando nos lo narra a través de varios personajes y su implicación dentro de la historia.


Por todo esto y por mucho más que descubriréis dentro de la novela os la recomiendo totalmente. FDO yolanda hernandez