jueves, 9 de enero de 2014

Garras de seda de María Catalá Serra

Garras de seda de María Catalá Serra

9 de enero de 2014 a la(s) 9:04

  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 1850 KB
  • Longitud de impresión: 94
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Editor: Maria Catala Serra (18 de noviembre de 2013)
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B00G3J1VRS
Sinopsis

Mar Castells está convencida que ha encontrado el amor de su vida. Cuarenta años antes, su abuela Gracieta también lo creyó. Ninguna de las dos sospecha que el destino no les deparará un final feliz… casada con el ambicioso Enric, Mar languidece y, abandonada por el aventurero Joaquim, Gracieta lucha por sacar sus hijos adelante. ¿Tendrán una segunda oportunidad? ¿Encontrarán, algún día, el amor y la felicidad que ansían? Este es el punto de partida de una serie de acontecimientos que nos presentan a otros personajes que con sus garras de seda tejen una espesa telaraña de pasiones y traiciones a su alrededor. ¿Conseguirán desgarrarla o sucumbirán en el intento? 

Ipinión de Mercedes Gallego:

No soy la más indicada a hablar de esta novela, pero no puedo resistirme. El hecho de haberla traducido me puede quitar credibilidad, pero no debería ser así. ¿Por qué la he traducido? Tengo muchos amigos que escriben en esta lengua, vivo en Barcelona, pero solo he traducido esta. Insisto. ¿Por qué? Porque como manchega e hija del Quijote, quería que los castellanos que no leen catalán conocieran esta historia. La historia de una colonia textil, sus pasiones y sus miserias. Quería que conocieran a esta autora que ha sabido plasmar en frases cortas y directas como cuchillos, un torrente de sentimientos, pasiones, odios y querencias, como dicen por mi tierra. Que ha sabido reflejar la soledad del que ama a escondidas y del que siente en público. Del que dirán y su precio: la muerte. De tantas cosas que no puedo resumir en un comentario, que por eso lo hago. Para que leas esta pequeña gran obra y te quedes esperando, como yo, que escriba otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada