miércoles, 20 de noviembre de 2013

Historias milenarias de las tierras ibéricas, de Borja Cardelús

Historias milenarias de las tierras ibéricas, de Borja Cardelús

20 de noviembre de 2013 a la(s) 8:29

192 páginas
papel ahuesad
formato 17x24
encuadernación rústica con solapas
cubierta a todo color
PVP: 17 euros. 

Reseña de Francisco Cámara

He terminado la lectura de este magnífico libro y  he disfrutado muchísimo. Con este libro me pasa algo que no me había sucedido con otros ambientados en la misma época y es que, cada página que leía, encuentro anécdotas y detalles que mis padres y tíos cuentan como cosas cotidianas de su infancia, detalles que relaciono con lugares y utensilios que encontraba en las casas de mis abuelos y que parece que saltan de la novela para decirme porqué estaban ahí.
                La novela está ambientada en tiempos de la posguerra, y narra la vida en un pueblo en el que la mayor preocupación son la tierra, las cosechas, la caza, la pesca, la meteorología... La supervivencia dependía de estos factores y se dejaban a un lado otros como el dinero o la educación, básicos hoy en día.



                Parece insólito todo lo que se narra en este libro y que tan solo haya pasado algo más de medio siglo, merece la pena leerlo para darnos cuenta de cómo ha evolucionado la sociedad española hasta nuestros días.


Sinopsis:

Ambientada en los tiempos de la dura posguerra y en un pueblo cualquiera, esta obra es el relato de la vida en los pueblos españoles desde la más remota antigüedad, cuando todo giraba en torno a la tierra, las cosechas, la caza, la pesca, los caprichos del clima y los ciclos de las estaciones. Cuando no había máquinas ni vehículos, sino hoces, azadas y caballerías; ni Seguridad Social, sino intensa solidaridad; ni Sanidad ni medicinas, sino curanderos y plantas curativas; ni consumo desaforado, sino estricta supervivencia. Y trabajo, mucho trabajo de sol a sol.
Por fortuna, aunque por desgracias por poco tiempo, aún quedan ancianos que conocieron esa forma inmemorial de vida. Ellos han sido los últimos transmisores orales de los relatos que aparecen, es decir, todo lo que aquí se cuenta es cierto, ha ocurrido, por insólito que parezca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada