martes, 15 de marzo de 2011

Oliver Twist, de Charles Dickens

Oliver Twist


Autor Charles Dickens

Reseña escrita por Fernando Pineda

Oliver Twist,  es una de las obras que más brillantemente revelan el genio de un novelista excepcional, ChArles Dikens  Una nada sencilla y atormentada infancia, sellada por la pobreza y la prisión de su padre, y apenas contenida sólo por la lectura, marcó en todo momento  la vida de Charles Dickens; justamente en ella (en la lectura) encontró inspiración literaria. Sus novelas suman realismo, humor y un amplio conocimiento de los marginados, de quienes se ocupó constantemente, denunciando sin cesar su situación. La historia es la historia ºdel pequeño Oliver, criado en un hospicio, empleado y maltratado en una funeraria, que al escapar rumbo a Londres es reclutado por una banda de ladrones que él no reconoce como tales; su fabula no sólo es una magnifica exposición de gloriosas creaciones dickensianas (Fagin, el jefe de la banda de delincuentes juveniles, el ladronzuelo Jack Dawkins, el asesino Sikes, la prostituta Nancy, el misterioso Monks, implacable perseguidor de Oliver), sino un majestuoso y estremecida narración  sobre la inocencia hostigada

 Los distintos bienhechores que el héroe va hallando en su camino nos revelan al Dickens sublime y sentimental y gracias a ellos una confabulación de secretos tan catastróficos como finalmente felices. Las peripecias de este pequeño personaje, se convirtieron en mito seguramente la fascinación por ellas  no ha decaído. Oliver Twist es una entrañable y sensible historia, cuyos personajes muestran la problemática social presente en todos  los tiempos. Fue publicada por entregas en 1837, apuntaló la fama del autor y es, a no dudarlo, una de las novelas más recordadas       de su genio. Con ella pretendía  señalar que se podía "servir a la moral" recurriendo a una historia con "personajes elegidos entre lo más criminal y repudiable  de la población de Londres", y donde sin embargo perduraran la candidez y la fragilidad. Con Oliver Twist Charles Dickens da el puntapié inicial para  darle la bienvenida a la literatura dedicada especialmente a los adolescentes.

Como todas las grandes obras del siglo XIX que se valoren, Oliver Twist fue un serial por entregas que se publicó en una popular revista de la época, Bentley’s Miscellani, entre los años 1837 y 1839. Como Gustave Flaubert cuando popularizo Madame Bovary, como Leon Tolstói a traves de  Ana Karenina o Alejandro Dumas con Los tres mosqueteros, Charles Dickens obtuvo  gran popularidad con sus historias por entregas que, además, ponían de manifiesto  una rabiosa contemporaneidad que seguramente  favorecería el éxito del texto.Oliver Twist es considerada  la primera novela con un protagonista niño, sumido en un orden social variable y hasta cierto punto, nuevo.No  es improcedente afirmar sin temor a equivocarnos que asimismo  es una de las pocas novelas de la época que se aventuraron con la denuncia social directa. Una Inglaterra signada por la Primera Revolución Industrial es el punto de partida que plantea Dickens para un pequeño sobreviviente que deberá desafiar los peligros que supone el mundo moderno. Fallecida su madre, Oliver entra en un orfanato del que es desterrado para ir a parar a Londres, donde se hallara de la noche a la mañana con el universo anárquico de la industrialización, determinado por la miseria, el trabajo y el hambre.

Allí pasará por un sinnúmero de sucesos afortunados (los menos) y desafortunados (los màs)), hasta encontrar su lugar en la sociedad. Ya desde el inicio se aprecia a travès de la obra,  una división marcada entre el campo y la ciudad. Así, mientras el campo es fuente de vida, de probidad y de felicidad, la ciudad, con sus fábricas y sus habitantes, se muestra denigrada  por la necesidad de dinero que acarrea consigo la miseria extrema. La sustracción a lo ajeno, la trata  de mujeres , los trueques y la delincuencia son plasmados por Charles Dickens con extrema inclemencia.

Oliver Twist es una alma noble, que se verá mancillada y avasallada por los distintos actores de la vida industrial de Londres. Desde la mafia hasta la justicia, la misma justicia que, en lugar  de reformar, se exhibe monstruosamente dura con los niños, como si ambicionase ser afín con el “todo vale” de las fábricas. Donde miles de chiquillos eran esgrimidos para trabajos extremos por unos escasos chelines. Así, la miseria no es otra cosa que  el resultado de las fuertes migraciones del campo hacia la ciudad y únicamente alejado del demonio de la civilización pueda el protagonista conseguir la felicidad



4 comentarios:

  1. Muchas gracias! Me ayudó en un trabajo para el Instituto. ;)

    ResponderEliminar
  2. gracias me ayudo en mucho y pues es muy linda la obra

    ResponderEliminar
  3. Es muy bueno pero no me va a ayudar con mi trabajo de la escuela ya que el lenguaje que se usa es muy avanzado para mi categoría de 6. De primaria

    ResponderEliminar