viernes, 9 de julio de 2010

Violencia en la familia, de eso no se habla, de Mabel Anido


Título: Violencia en la familia
Subtítulo: de eso no se habla
Autor: ANIDO, MABEL
Editorial: Lumen Grupo Edi
Año de edición: 2006
Isbn: 987-00-0517-9
Tema: VIOLENCIA FAMILIAR


Reseña nº 10 certamen de Reseñas Literarias



“...malo/ malo/ malo eres/ no se daña a quien se quiere” Malo, Bebe


Apuntes a partir de la lectura del libro Violencia en la familia... de eso no se habla de Mabel Anido, editado por Lumen.


Hace poco un señor ya canoso y cincuentón me comentaba que su mujer decidió separarse después de treinta años de matrimonio, algunos hijos y nietos.Lo curioso es que culpaba de todo a Menem: “le dio demasiadas alas a las mujeres”, dijo, “antes no se hubieran atrevido a insubordinarse, ahora ni un grito se bancan”.

Quizá lo que el hombre había percibido se debió a que en esa época, producto de un acelerado cambio en la consideración a la mujer, se dictaron e implementaron leyes que les permitieron defenderse de la violencia a la que estaban acostumbradas a resignarse. Y también a que los casos de violencia doméstica comenzaron a hacerse públicos a través de los medios de comunicación.

Por ejemplo, en el conocido y reconocido drama de televisión “Mujeres asesinas”, en cuya cortina se escucha el reproche de una mujer por castigos infligidos, lo más trágico es que todos los relatos son tomados de la vida real; hechos que en su momento fueron públicamente conocidos.En todo caso, lo cierto y saludable es que salió a la luz algo de lo que hasta hace poco “no se hablaba”: que familia y violencia viven juntas desde siempre.Por eso, el mayor mérito de Violencia en la familia... es tratar, y con acierto, el espinoso tema de la violencia doméstica.La autora, psicoanalista y especialista en violencia familiar, se propone con el libro saldar una deuda pendiente, aunque sabe (lo dice desde el prólogo), que no la terminará de pagar mientras exista violencia en una familia.

El texto intenta demostrar que “la violencia en la familia no es algo natural”, que es un “problema complejo, pero tiene soluciones”.No propone una mirada moral sobre el problema. Se aleja del juicio simplista de “víctimas y victimarios”, “sin que eso signifique justificar el abuso o el maltrato”.Si bien aborda el problema desde el psicoanálisis, no lo reduce a los límites de un campo en particular. Lo concibe como proyección física de un problema mental, cultural y social.

Además, lo que vuelve interesante al libro es la serie de entrevistas a pacientes en consulta, casos paradigmáticos de noviazgos violentos, mujeres, niños y ancianos maltratados y abusados.Aunque se cuida de no caer en la trampa de los golpes bajos, como la descripción obscena y detallada de los relatos de violencia.Sobre todo pone énfasis en el método de interpretación, que consiste en extraer, a la luz de los materiales aportados por el sujeto, el “contenido oculto” del “contenido manifiesto”. Estudiar lo que ocurre en el ser humano, mediador activo y pasivo entre la estructura económica y social y la falsa conciencia, para incorporar ese conocimiento a la comprensión total del fenómeno.Aunque la violencia no se explique totalmente por sí misma sino por una estructura más profunda, sin embargo, el tratamiento psicológico, aún no suficiente, es condición necesaria para superarla.

Y para eso, Anido apuesta a la magia de la palabra: “si escuchamos y le brindamos palabras para nombrar su dolor...esa persona podrá salir adelante por sus propios medios”.El libro tiene, además, un valor incuestionable que lo ubicará en el manoseado rubro de libros de autoayuda: la lectura puede servir como el espejo a través del cual se reflejen los protagonistas de la violencia y de ese modo encontrar la lucidez que les permita pedir auxilio, requisito ineludible para encontrar el principio de la solución.Aunque me gustaría citar todo el libro, más vale remitir al lector a él y darme por satisfecho si logro servir a ese objetivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada