jueves, 1 de abril de 2010

Valentia, de Gabriel Castelló Alonso



Lengua: CASTELLANO
ISBN: 978-84-936725-1-5
Nº Edición: 1ª
Colección: NOVELA HISTÓRICA
Año de edición: 2008
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
668 páginas

Reseña de Amando Lacueva

Gabriel Castelló nos invita a realizar un viaje por antiguas tierras edetanas en tiempos donde Roma ejercía un férreo poder sobre las provincias de Hispania y sus habitantes manifestaban su desacuerdo a golpe de gladio por el afán recaudatorio del senado romano, que esquilmaba sus haciendas y sus vidas.
La historia tiene un prólogo trepidante en una época posterior a la trama central de la novela, el siglo III de nuestra era, en plena decadencia del Imperio, cuando los bárbaros penetraron en Hispania arrasando todo cuanto encontraban a su paso. Un descendiente de la familia Antonia, fundadores de Valentia, recoge el legado de manos de un tío moribundo, se trata de las memorias de Caio Antonio Vinícola el Joven.
Personajes históricos y de ficción en excelente combinación, donde Gabriel nos ofrece dos momentos separados por el tiempo con un mismo escenario, Valentia.
Un recorrido de aventuras por el siglo I a.C. donde la guerra civil se había instalado en la península para vergüenza de romanos e hispanos. Quinto Sertorio, el mítico héroe nacional comandaba las legiones hispanas frente a las consulares de Cneo Pompeyo Magno. El autor nos demuestra su buen hacer narrando los enfrentamientos de ambos generales con trepidantes batallas y brillantes estrategias militares.
Escenarios tan emblemáticos como la propia Valentia, Sagunto, Ampurias y Tarraco entre otros muchos, son los elegidos para deleitarnos con esta obra que combina la aventura, las conspiraciones políticas y el dramatismo con intensos momentos cargados de sensualidad y romance.
De la mano de las memorias de Caio Antonio Vinícola el joven, nieto de uno de los fundadores de Valentia, nos adentramos en la gesta de la familia Antonia que toma partido por el revolucionario Sertorio. La crónica de Caio Antonio no está falta de pasajes y momentos que se alejan de la trama central, aportando al lector una gran cantidad de información y abundantes notas al pie de página que denotan un gran conocimiento y enorme erudición, pero que hasta cierto punto el lector no sigue con el interés debido.
De seguir en su línea narrativa, auguro un brillante futuro para Gabriel Castelló.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada