martes, 4 de marzo de 2014

Los mundos de Coraline, de Neil Gaiman

Reseña de: Miguel A. Mateos Carreira

Título: “Los Mundos de Coraline”
Autor: Neil Gaiman.
ISBN:978-84-9838-237-2
Editorial: Salamandra

Reseña de Miguel Angel Mateos Carrera.

Sinopsis:

El día después de que se mudaran, Coraline se fue a explorar… Cuando Coraline atraviesa una de las puertas de la casa nueva de su familia, se encuentra que hay otra casa extrañamente similar a la suya (aunque la nueva sea, definitivamente, mejor). Al principio, todo parece maravilloso: la comida es más sabrosa que la de casa y el cajón de los juguetes está repleto de angelitos de papel que vuelan solos y de calaveras de dinosaurios que parecen vivas y se arrastran haciendo castañetear los dientes. Pero resulta que hay otra madre que vive ahí, y otro padre, y quieren que Coraline se quede con ellos y se convierta en su pequeña. Quieren cambiarla y no dejarla ir jamás. Coraline tendrá que enfrentarse a ellos con todo su ingenio y las herramientas que encuentre, si es que ha de conseguir salvarse y volver a su vida normal.


Comentario: 

Tengo que decir una cosa primero. No he visto la película con este título así que lo que digo de esta obra esta totalmente libre de posibles influencias de la película.

Dicho eso voy a comenzar a hablar del libro. Comenzaré diciendo que llegué a él de rebote tras leer el libro del 50 Aniversario de Doctor Who, “11 relatos 11 Doctores” entre cuyos relatos había uno de Neil Gaiman. Por supuesto su forma de escribir me llamó la atención y me pregunté que otra cosa podría leer de él. El Destino obró en mi lugar y antes de que yo le preguntase por algún libro de ese autor al bibliotecario vi ante mis ojos en el estante de enfrente de donde yo estaba sentado este libro de “Coraline”. La portada me llamo la atención, pues aunque tenía un aire infantil percibí en ella algo fuera de lugar que comprendí cuando leí la obra.

La verdad dejaba entrever el relato que había en su interior, descubriéndome recordando la novela de otra escritora, en este caso española, Isabel del Rio, para las dos obras, sin tener conciencia de que ya había una película de “Coraline”, pensé en Tim Burton para la adaptación al cine. ¿Por qué? La forma de narrar serena de esta obra transmite una imagen que adapta esos aspectos de la vida que nos obsesionan hasta el punto de establecer una entrega sin vacilación. 

Es una obra capaz de conmover al lector y es precisamente esa fuerza la que a pesar del miedo y del terror otorga a la historia una roca de salvación  que la protagonista puede usar sin vacilación como refugio y llave hacia la libertad. Es una obra que ilumina lo que esconden las tinieblas de nuestros propios miedos desde niños y que pone al descubierto que los designios e intenciones del corazón pueden ser más fuertes que el temor si hacemos las elecciones adecuadas.

Personalmente, me ha gustado y me ha dejado ese interés por ver la película que adapta la novela al cine tras si me es posible leer el guión. Creo que es una obra interesante y con cierto gusto. Os animo a leerla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada