jueves, 12 de diciembre de 2013

Todos mis sueños, tuyos, de Sofía Olguín

Todos mis sueños, tuyos, de Sofía Olguín

12 de diciembre de 2013 a la(s) 8:31
Autora: Sofía Olguín
ISBN: 978-84-939-309-5-0
Fecha de la edición: 2012
Edición ciudad: Madrid
Edición país: España
Encuadernación: Rústica
Dimensiones: 15 cm x 21 cm
Nº Pág.: 372


Sinopsis:

Hace más de seis meses que Alexis no ve a sus padres. Cansado de ocultar su homosexualidad y soportar las humillaciones de su madre, dejó su casa arrastrando la depresión acumulada durante más de veinte años. Ahora vive en el centro de Buenos Aires, a veinte minutos de la Facultad de Filosofía y Letras, con Martín, un joven bohemio estudiante de Historia, y Franco, encargado de una librería y amante de la literatura medieval. En el bar de la facultad, Alexis conoce a Daniel, un estudiante de intercambio recién llegado de Estados Unidos, con quien inicia una relación. 

Narrada en primera persona por el protagonista, Todos mis sueños, tuyos refleja el miedo, la represión sexual y la homofobia interiorizada que padecen los jóvenes que han crecido en medio de una cultura machista, patriarcal y heterosexista. Prólogo de Diego Manuel Béjar.



Opinión de Esteban:

Todos mi sueños, tuyos , de la escritora argentina Sofía Olguín, cuenta un año en la vida de Alexis, un joven gay que vive en Buenos Aires. La novela está narrada por el protagonista en primera persona. Su narración, tan íntima  y realista, es a veces tierna, a veces sarcástica, a veces desgarradora. A lo largo de las páginas, sientes como si el propio personaje estuviera susurrándote sus propias palabras al oído.

Alexis se ha ido de su casa porque no tiene una buena relación con sus padres. Ha vivido una adolescencia completamente reprimida, sabiendo de su homosexualidad en silencio, pero jamás revelándosela a nadie. Cuando se muda al centro de Buenos Aires con dos compañeros de su facultad, se ve libre para vivir la vida que, por esas cosas del destino, no pudo disfrutar: amistad y amor, de la mano de un grupo de personajes de lo más variopinto y perfectamente perfilados. Ellos y ellas, poco a poco y sin saberlo, arrastrarán al tímido y entrañable Alexis a los luminosos y empinados callejones de la existencia humana. Ellos y ellas amarán a Alexis, cada uno a su manera, y él los amará, también a su modo.

El reservado y responsable Franco, estudiante de Literatura Medieval y encargado de una librería, preocupado por esa pancita incipiente que tanto les disgusta a los hombres del chat. El hippie Martín, con su cabello largo y su ropa zaparrastrosa, siempre llegando tarde a su trabajo. La dulce y maternal Sole, con su pelo desteñido, animando a Alexis a salir y a no quedarse el fin de semana estudiando... Y finalmente, Daniel, quien será el primer novio del protagonista, un muchacho estadounidense comprensivo y amoroso, que le enseñará "que entre los brazos de un hombre también se puede conocer la ternura":

"...Pero Daniel nunca me trató mal, porque él es el hombre más bueno del mundo. Siempre me respetó: mi miedo, mi ingenuidad, mi vergüenza, él me sacó todos esos demonios, me exorcizó a base de palabras tiernas, de comprensión, de compañía. Me enseñó que no tengo que tener miedo de enamorarme porque ¡qué horrible es que el sentimiento más hermoso del mundo te lastime! El dolor más profundo es el que produce el sentimiento más profundo. ¿Y qué hay en este mundo más profundo que el amor?".

Alexis estudia Lingüística en la Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires, y la lengua, como dice Diego Manuel Béjar en su brillante prólogo, es tan protagonista de la novela como Alexis. A veces, Alexis se guardará sus palabras, otras veces las blandirá ante los demás como una espada. Las utilizará para defender y consolar a sus seres queridos, a los que son víctimas de homofobia, para filosofar acerca del mundo en que vivimos, para describir los paisajes de la bella y estridente ciudad de Buenos Aires...

"Me encanta pararme en el balcón los días nublados y mirar la noche. Siento como si estuviese viendo la ciudad con los ojos empañados: veo las luces titilantes del centro, que palpitan como corazones, y sé que detrás de esos edificios está el Obelisco. También me gusta contemplar las noches despejadas y las tardes de sol. Pero la oscuridad tiene un encanto especial que muy poca gente sabe apreciar. Las noches despejadas son lindas: hay estrellas y luna, pero la verdadera belleza está en la hermosura inigualable de los edificios húmedos, de la galaxia herida que se desangró y llenó el cielo del plasma de sus entrañas."

Todos mis sueños, tuyos es una novela difícil de olvidar. En ella, de alguna manera, todos podemos ver reflejados nuestros anhelos, nuestros temores y, claro, nuestros sueños. Una novela acerca del amor: amor correspondido y amor no correspondido; de la amistad y el compañerismo; de la paternidad y la maternidad; de las decisiones difíciles que a veces hay que tomar y que dejan en nuestras vidas una marca imborrable.
Sin duda, Todos mis sueños, tuyos es una de las mejores novelas de temática gay de los últimos años y Alexis, uno de esos personajes inolvidables que dejan una huella en todo lector que se anime a conocerlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada