jueves, 27 de septiembre de 2012

Los asesinos del emperador, de Santiago Posteguillo

Título: Los asesinos del emperador
Autor: Santiago Posteguillo
Editorial Planeta
Año de edición: 2011
ISBN 9788408103257
Páginas: 1198

El ascenso de Trajano, el primer emperador Hispano.

Reseña de Amando Lacueva

¡He pasado mis vacaciones con Santiago Postequillo!

No os voy a referir la incomodidad que representa leerse un libro de 1200 páginas. No quise pesarlo por no asustarme. Es cierto que aproveché mis quince días de vacaciones para leerlo. Tumbado bajo el sol, en la playa, a la sombra de un toldo, acomodado en una silla plegable, junto a mi nevera provista de cerveza bien fría y una bolsa de patatas. Gafas de sol, algo de crema en la calva por si acaso, aunque debo confesar que nunca voy a la playa sin gorra,… y a disfrutar de la lectura.
Reconozco que a parte de la incomodidad que representaba el excesivo peso de la novela, las primeras doscientas páginas se me hicieron algo pesadas, sin embargo, a medida que entras en la historia, la narrativa y la propia trama te envuelven porque va ganando en intensidad, y como digo siempre: Posteguillo es hombre de batallas. Eso hace que la obra te vaya enganchando de forma paulatina.

Después de leer la trilogía del Africano, debo reconocer que esperaba algo similar en esta novela, aunque igualmente ha mostrado un alto nivel. Creo que esa trilogía es insuperable, aunque como escritor, reconozco el esfuerzo y la enorme labor de Santiago realizado en esta novela.

He de recriminar ciertos aspectos de la narrativa. Aspectos que adelgazarían la obra en doscientas o trescientas páginas, y son, las tediosas descripciones que realiza el autor, descripciones que ralentizan la trama, pero sin llegar ni mucho menos a desesperar a nadie. Esos profusos detalles de monumentos, apuntes de historia en plena acción, descripciones y recorridos por las calles de Roma, creo que se los podía haber ahorrado y de esa forma, hubiera conseguido una obra mucho más dinámica y amena.

Pero no os dejéis llevar por estas últimas palabras. La novela, a los que os guste la histórica, os entusiasmará si conseguís superar la lectura de esas primeras páginas.

Es una obra coral y como tal, los personajes, aunque el principal pueda entenderse que es Trajano, (que aparece y desaparece casi de forma eterna), florecen como las setas. Creo que por la página seiscientas, aparecieron una treintena de nuevos personajes, y no hay capítulo en el que no afloren diez o doce más. Sí, son secundarios y sin mucha transcendencia, pero en ocasiones esos personajes aparecidos en mitad de la obra tienen algún papel en las páginas posteriores, y eso hace que revises la extensa lista que acompaña a la novela.

a sinopsis la tenéis debajo, yo no voy a desvelar nada de la trama. Solo deciros que el final me sorprendió de forma ingrata, porque como todas las obras, acaba. Y ésta finaliza con un punto y final, así, de sopetón. Uno va viendo que quedan pocas páginas e innumerables frentes abiertos, sin embargo Posteguillo opta por lo fácil. En eso no se ha complicado la vida. El final termina con un punto, sí, pero te deja un regusto de inacabado. Falta cuajar algo. Es como si quisiera explicarte muchas cosas que luego se guarda en el bolsillo, quizás una segunda parte.

Como lectura la recomiendo, no sin romper una lanza para que en un futuro, intente no mostrar su erudición en la trama y guardarla para las ponencias o presentaciones que realice.

Desde aquí, un abrazo al autor y mi reconocimiento por su arduo trabajo.


Los asesinos del emperador de Santiago Posteguillo:



18 de septiembre del año 96 d.C. Un plan perfecto. Un día diseñado para escribir la historia, pero cuando todo sale mal la historia ya no se escribe.. se improvisa: una guerra civil, el Coliseo, la guardia pretoriana, traiciones, y guerras de frontera, envenenamientos, delatores y poetas, combates en la arena, cristianos y martirios, ejecuciones sumarísimas, el último discípulo de Cristo y el Apocalipsis, el ascenso y caída de una dinastía imperial, locura y esperanza, la erupción de Vesubio, un puñado de gladiadores, la amistad inquebrantable, Marco Ulpio Trajano, el mito de las amazonas, una gladiadora, nueve emperadores, treinta y cinco años de la historia de Roma .. 18 de septiembre del 96 d.C. Un grupo de gladiadores dispuestos a todo avanza por las alcantarillas de Roma. Nada ni nadie puede detenerlos. Ni siquiera la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario