viernes, 22 de junio de 2012

El arte de amar: Erich Fromm

 
El arte de amar: Erich Frömm
Reseña de Fran Ortiz


   Erich Frömm, filósofo alemán (23 de marzo de 1900 - 18 de marzo de 1980).

   Destacó a lo largo de su vida, como  psicoanalista, psicólogo social y filósofo humanista . En esta obra publicada en 1956 se acerca a la naturaleza humana de forma magistral. He de decir que soy un ávido seguidor de toda su obra, el primero de sus libros en caer en mis manos fue "El miedo a la libertad" y quizás el que más me marcó, por el nivel de compromiso del mismo autor fue  "La revolución de la esperanza: hacia una tecnología humanizada". Un trabajo revelador en el que abarca los problemas sociales más sangrantes.


«Poseemos un sistema económico que funciona bien a condición de que produzcamos cosas que nos amenazan con la destrucción física, de que transformemos al individuo en un cabal consumidor pasivo para, en esa forma, terminar con él, y de que hayamos creado una burocracia que haga sentirse impotente al individuo.»

    «¿Estamos frente a un dilema trágico e insoluble? ¿Hemos de producir gente enferma para tener una economía sana, o existe la posibilidad de emplear nuestros recursos materiales, nuestros inventos y nuestras computadoras al servicio de los fines del hombre? ¿Debe la mayor parte de las personas ser pasiva y dependiente a fin de tener fuertes organizaciones que funcionen bien?» (p. 14).

    La sensibilidad que expresa en el "arte de amar" por ejemplo, cuando analiza magistralmente los principios teóricos acerca de la naturaleza humana a veces resulta conmovedora. Su procedimiento precisamente es lo que más me llamó la atención, Frömm define el amor como un arte que se puede desarrollar y una práctica en si con una teoría manifiesta, que lleva al sujeto a dominar su sentimiento de amor de una manera mucho más intensa y profunda. Frömm advierte su preocupación por la deriva que toma las civilizaciones actuales, que según él, se revelan cada vez más desafectivas  y dejan de lado los sentimientos más humanos de sufrimiento y empatía, fundamentales para el desarrollo.

    Durante los cuatro capítulos que completan esta libro maravilloso, el autor aborda el amor como materia de disciplina, para nada pasajera, que además requiere un esfuerzo de disciplina, dedicación y completa entrega.
    Frömm nos obliga a reflexionar y sacar conclusiones sobre el amor y sus múltiples facetas, aportando ejemplos como el amor erótico, el fraternal, el filial, etc... Incluso va más allá defendiendo el amor a uno mismo como principio de la capacidad de amar a los demás.

       Tal vez,  "el arte de amar"  pueda ser el principio para acercarse a este gran humanista y les ocurra igual que a mi, que se conviertan en incondicionales de toda su magnífica obra.

2 comentarios: