viernes, 10 de febrero de 2012

La vida es sueño, de Pedro Calderón de la Barca

Obra: La vida es sueño.
Autor: Pedro Calderòn de la  Barca

Reseña escrita por  Fernando Pineda

La repetida fábula de un joven príncipe deportado por el padre que desea escaparse de la inevitable predicción de las estrellas es el punto de partida de la obra maestra de Calderón, publicada en 1636. Pocas piezas del teatro rutilante lograron articular una riqueza de pensamiento tan fascinante y compleja con una técnica tan refinada en la coyuntura de la trama y el manejo de la lengua poética. Pedro Calderón de la Barca corresponde a una generación anterior que Lope de Vega , Góngora y Quevedo, de modo que no es impropio imaginar que su obra puede conceptuarse antagónica  respecto de la obra de los poetas mencionados.



En su teatro, Calderón toma como suyas todas las innovaciones de Lope, pero suma una perfección estructural y una estilización dramática que este no poseía. Además del exquisito trabajo con la lengua, virtud heredada de Góngora, el discurso dramático de Calderón se define por un lenguaje que adopta las formas del razonamiento filosófico, lo que no le priva de lirismo a los parlamentos. Como eximio representante de la última parte del Barroco, en donde el sentimiento fatalista de la vida y la visión compleja del mundo se ahondaron, estampó en sus obras un tono trágico, más allá de la fama de sus comedias de enredo.



Publicada por primera vez en 1636, La vida es sueño reelabora una serie de narraciones de la tradición oriental y occidental que abordan los temas del poder de influjo de los horóscopos y la relación entre vida y sueño. El rey Basilio ha resuelto mantener a su único hijo, Segismundo, enclaustrado en una torre desde el mismo momento de su nacimiento, porque la oráculo de los astros advertía que sería un tirano y que depondría a su propio padre. El joven príncipe al mismo tiempo que desconoce su identidad no entiende el motivo de su falta de libertad. Su padre se encargará de ponerlo a prueba y, a lo largo de la obra, Segismundo deberá sufrir una transformación heroicamente para imponerse a los hados y para mostrarle a su padre cuan errado estaba. Ligada con esta trama principal, aparece la historia de Rosaura, que constituye la línea secundaria del argumento.

Rosaura, acompañada por su criado Clarín (quien cumple la función de "gracioso") llega a Polonia para encontrarse con Astolfo, que la ha seducido primero y abandonado después, para que el  hombre la reconociese como su legítima esposa; la desdichada mujer, recuperaría su honra perdida. La relación entre las dos tramas es compleja, pero ambas se mueven al compás del tema del dominio de las pasiones y descubrimiento de la propia identidad. Basilio, rey de Polonia, entregado completamente a la astrología, inquiere a los astros sobre el destino de su hijo Segismundo, recién nacido Los astros presagian que el príncipe acabará por humillar a su padre y terminará oprimiendo a su pueblo. Para evitar el cumplimiento de este mal vaticinio, Basilio resuelve encerrar a su hijo en una torre alejada y solitaria, emplazada en un lugar salvaje y recóndito.

Segismundo creció cautivo, rehén de la decisión de su padre, y desconociendo su condición de heredero de un trono, pero el rey comienza a dudar y un dia se pregunta que pasaría si los astros estuvieran acertados y tuvieran razón. Cuando Segismundo regresa a la corte para ocupar su trono, actúa como un gobernador prudente y justiciero, echando por tierra los temores de su padre. Asi, el destino queda vencido, a la vez que quedo proclamado el triunfo de la libertad, lo cual permitiò al hombre elegir entre el bien y el mal.Oto de los temas de La vida es Sueño, es el libre albedrío, la capacidad del hombre de elegir los caminos por donde desandarà su vida. Hubo muchas discusiones sobre si el hombre podía ayudar a su salvación (ir al Cielo) con las obras buenas que realizó en este mundo o si su condena o salvación ya estaban predestinados por Dios.

El tema de la vida como un sueño, por su parte, tiene en esta obra un sentido hondamente religioso con la mirada puesta en la trascendencia. Todos los hechos pronosticados se cumplieron uno tras uno : insurrección en el reino, asonadas, Basilio quedó a los pies de Segismundo; pero la libertad humana produjo la gran diferencia, porque Basilio no fue humillado por su hijo, sino que se rindió a él. Con la victoria del héroe, llegó la refutación del vaticinio. El hombre nunca debe convertirse en un ser tan soberbio para creer que cuenta con poderes para conocer el futuro, así como tampoco debe transformarse en tirano para otros hombres (como hizo Basilio cuando le quitó la libertad a su hijo). “ La Vida es Sueño” refiere al tema del hombre: identificar cuáles son sus poderes y cuáles, sus limitaciones.

La desesperanza y el pesimismo calderoniano sobre el valor de la vida humana es punzante, concluyente. La tesis aprensiva, llena de escepticismo, se limita al mundo terreno, a la vida de los sentidos, a la realidad material; la vida no es otra cosa que un sueño pueril, pero la muerte lejos de convertirse en la nada, significará el seguro despertar en otra vida donde nos espera la absoluta verdad. Junto a esa idea central es trascendental también la afirmación del libre albedrío, segundo tema que predomina en forma de serpenteo por toda la obra.

9 comentarios: