jueves, 10 de junio de 2010

Cuentos (Antología), de Antón P. Chéjov


Colección: Clásica Maior
Número colección: XXI
Traducción: Víctor Gallego
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 84-84282198
Páginas: 768

Reseña de Jose María Ariño Colás


Estoy releyendo durante estos días una antología de cuentos del escritor ruso Antón Chéjov, editada por Alba editorial y traducida por Víctor Gallego. Es el mejor homenaje que podemos hacer los amantes de la buena literatura a este autor realista, nacido en Taganrog, al sur de Rusia, en 1860, hace ciento cincuenta años.

Siempre se ha conocido más a Chéjov como dramaturgo y quizás sea el momento de redescubrirlo como un maestro del relato breve, en la línea de Edgar Allan Poe y admirado por grandes narradores como Katharine Mansfield y Raymond Carver.

El autor de excelentes obras de teatro como Ivanov, La gaviota, El tío Vania, Tres hermanas o El jardín de los cerezos, aunque cursó Medicina, se enamoró pronto de la Literatura. Esta antología, que reúne sesenta de sus cuentos más representativos, ofrece una panorámica amplia, desde las implacables piezas humorísticas de sus primeros años hasta sus complejas composiciones de su última época. Relatos como La cerilla sueca, Las ostras, Cirugía o Noche de Pascua, nos acercan con un estilo preciso y sencillo a unos personajes entrañables, lastrados por el peso de lo cotidiano, aguijoneados por la soledad y aplastados por la incertidumbre. Porque Chéjov buscaba transmitir, reproducir la fluidez acaso sin rumbo de la vida, no sólo pintando estados de ánimo, sino siendo capaz de crearlos en el lector.

Nabokov, uno de sus admiradores, definía al héroe chejoviano como "un hombre bueno, incapaz de hacer el bien", que "combina la más profunda decencia de que es capaz el ser humano con una incapacidad casi ridícula para poner en práctica sus ideas y principios". A pesar de su muerte prematura a los 44 años, Chéjov ha dejado unos relatos que reflejan la vida de una sociedad estamental, con prejuicios e ideas tradicionales. Su crítica es acerada, inteligente y sutil. Sabe extraer de lo cotidiano la magia del relato y el hechizo de los personajes.

Reseña recogida en el blog Josemarco: http://josemarco.blogia.com/

2 comentarios:

  1. Me encantó que publicaras sobre la cuentistica de Chejov... a quien adoro. Seguiré tu blog para asi leer todas las reseñas que publiques. Gracias. Muy buen trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Hola. Antes que nada para felicitarte por tu recomendacion. Me encanta leer a Chejov. Por cierto, desde hace tiempo he querido adquirir la edicion que recomiendas de ALBA, pero no la encuentro en ninguna libreria. Donde conseguiste el tuyo?
    Saludos

    ResponderEliminar