jueves, 14 de diciembre de 2017

Los crímenes de la calle Morgue, de Edgar Allan Poe



SINOPSIS: 
Se produce el bárbaro asesinato de dos mujeres, madre e hija, en un apartamento de una populosa calle de París. Las primeras pesquisas que lleva a cabo la brigada de investigaciones no dan resultado alguno, evidenciándose la impotencia de la policía para esclarecer los hechos. Finalmente se hace cargo del asunto un detective aficionado, M. Dupin, quien tras intensa y brillante investigación, ofrece una explicación extraordinaria. Los crímenes de la calle Morgue (The Murders in the Rue Morgue en inglés), también conocido como Los asesinatos de la calle Morgue o Los asesinatos de la rue Morgue, es un cuento del género policíaco y de terror del escritor estadounidense Edgar Allan Poe, publicado por primera vez en en la revista Graham's Magazine, de Filadelfia, en el mes de abril de 1841. Se trata del primer relato de detectives propiamente dicho de la historia de la literatura, o sea, la primera historia sobre detectives que tiene todos los elementos que más tarde se van a retomar como característicos de las novelas policiales.
Fue publicado por primera vez en la revista Graham’s Magazine, de Filadelfia, en el mes de abril de 1841.

BIOGRAFIA:
Edgar Allan Poe (Boston, Estados Unidos, 19 de enero de 1809 – Baltimore, Estados Unidos, 7 de octubre de 1849) fue un escritor, poeta, crítico y periodista romántico estadounidense, generalmente reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, del cual fue uno de los primeros practicantes en su país. Fue renovador de la novela gótica, recordado especialmente por sus cuentos de terror. Considerado el inventor del relato detectivesco, contribuyó asimismo con varias obras al género emergente de la ciencia ficción. Por otra parte, fue el primer escritor estadounidense de renombre que intentó hacer de la escritura su modus vivendi, lo que tuvo para él lamentables consecuencias.

OPINION PERSONAL:
Poe abre camino con su cuento policiaco y sienta las bases del futuro de la novela negra. Nos muestra como desde el final de la obra, se reconstruye el nudo del cuento (volviendo hacia atrás) para que todo cobre apariencia de rigor cuasi cientifico. (Imagino que esa técnica es la utilizada por todos los escritores del género, por lo menos yo la he utilizado en varias de mis obras con resultados muy apreciables y creíbles)  
Dupin es un personaje metódico que utiliza la observación y sus extraordinarias dotes de deducción para desenredar una madeja compleja, pero que se abre a los ojos del lector como la forma más lógica, a pesar de que se nos escapen pequeños detalles, para desenmascarar la incógnita de los crimines cometidos en Paris.
Dicen, y no me cabe duda, que es el padre de Sherlock Holmes, y como él, se hace acompañar por un narrador “amigo”, que le acompaña y participa en sus observaciones y deducciones al más puro estilo del doctor Watson.

La historia, si no fuera la primera, pasaría totalmente desapercibida, pues lo que tiene de interesante es eso, haber sido el pistoletazo de salida para un género que hoy día entusiasma a miles de lectores. Solo he encontrado un aspecto que parece forzado para que todo sea creíble, y es la existencia de un orangután cuya historia parece salida de una chistera porque hasta su aparición, nadie sabía de él, sin embargo es el nexo de unión de las pesquisas de nuestro entrañable Dupin y que conducen de forma inexorable a la resolución del crimen.

1 comentario:

  1. Me gustó mucho cuando lo leí; aunque el desenlace me descolocara bastante. Coincido en lo que dices, en que su encanto radica en ser pionera. Un saludo, Annabel =)

    ResponderEliminar