miércoles, 26 de junio de 2013

Diseñado por… Yvonne Blake, figurinista de cine, de Víctor Matellano


Madrid : Fundación Autor,
DL 2006.
ISBN: 8480487178

Reseña de Alex Bassas

Hoy queremos recomendar un título que, sin ser una novedad, es lo suficientemente interesante para vestir esta reseña. Y literalmente. Se trata de Diseñado por… Yvonne Blake, figurinista de cine, de Víctor Matellano y publicado por la Fundación Autor en 2006, uno de los escasos libros en España dedicados al importantísimo oficio cinematográfico del diseño de vestuario.

Vinculada a algunas de las producciones más importantes del cine español de Gonzalo Suárez y Vicente Aranda, entre otros, Yvonne Blake ha tenido también una importante trayectoria internacional que la ha llevado a participar en películas tan conocidas como Los tres mosqueteros, Robin y Marian, Superman, Jesucristo Superstar, Los señores del acero o Nicolás y Alejandra, que le reportó el Oscar de Hollywood en 1971.


Diseñado por… Yvonne Blake sigue la trayectoria de esta artista desde s
u Inglaterra natal a España, donde reside desde hace muchos años, y analiza sus proyectos cinematográficos más importantes detallando los desafíos de su oficio y desgranando multitud de anécdotas a cual más curiosa.  Entre líneas nos encontramos con un texto fundamental para entender la figuración y su evolución, ilustrado con decenas de bocetos y fotografías a todo color.

Como botón de muestra transcribimos un divertido párrafo del prólogo, escrito por el realizador Richard Lester, que dirigió ‘Robin y Marian’: "Fue con Audrey Hepburn. Ocurrió durante la primera prueba de vestuario de su hábito de monja para el personaje de Marian en 'Robin y Marian'. Por aquel entonces, Audrey no había hecho una película en seis o siete años. Y, además, según creo, a ella siempre la había vestido en  sus películas Givenchy. Yvonne y yo queríamos que su hábito fuera muy simple, rudimentario y elemental: lo más realista posible tanto en el tejido como en la confección (...). Nunca olvidaré la cara de "pasmá" de Audrey durante una hora delante de un espejo de tres hojas, intentando que el hábito-saco sin forma le sentara bien a su cuerpo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada