jueves, 2 de mayo de 2013

El escarabajo de oro, de Edgar Allan Poe

Reseña escrita por Fernando Pìneda

Hace muchos años trabé una íntima amistad con un cierto señor llamado William Legrand. Pertenecía a una antigua familia de hugonotes y en otro tiempo había sido rico, pero una serie de infortunios lo habían llevado a la ruina. Para escapar de la consiguiente humillación derivada de sus desdichas, había abandonado Nueva Orleáns, la ciudad de sus antepasados, y fijado su residencia en la isla de Sullivan, cerca de Charleston, en Carolina del Sur. El hallazgo de un raro ejemplar de escarabajo va a cambiar para siempre la vida de nuestros tres protagonistas: William Legrand, su fiel sirviente Júpiter y el propio narrador de esta historia. 

Así empieza   "El Escarabajo de oro, ” que, para muchos, constituye la obra maestra del autor Tras este descubrimiento, Legrand empieza a actuar de manera sumamente extraña y el misterioso escarabajo parece ser el motivo de su sorprendente comportamiento.

Sin embargo, no pasa mucho tiempo hasta descubrir que el misterio que envuelve al escarabajo está estrechamente ligado un criptograma, un mensaje escrito en clave, que Legrand intentará transcribir y que resultará decisivo en la vida y la fortuna de estos tres hombres.En junio de 1843, el escritor norteamericano Edgar Allan Poe obtuvo el primerlugar en un certámen de relatos cortos convocado por el periódico “Philadelphia Dollar Newspaper” gracias a El Escarabajo de Oro .

En este libro, el también creador de "Los crímenes de la Calle Morgue ” cautiva al lector con una historia de aventuras de ribetes fantásticos actuada por un narrador anónimo, su amigo William Legrand y Júpiter, el asistente negro de este último.Todo comienza a desencadenarse cuando el narrador se entera que Legrand, quien se dedicaba casi exclusivamente a la caza y a la pesca, había arribado a la isla de Sullivan tras padercer algunas zozobras económicas, había hallado accidentalmente un escarabajo de oro.

Algún tiempo después de ese descubrimiento, el grupo de hombres promovió una expedición a lo largo de las colinas. El recorrido se detuvo frente a un árbol tupido, donde Legrand, después de concederle el escarabajo, le exigió a su sirviente que ascendiera hasta llegar una calavera.

Cuando Júpiter consumó ese primer objetivo, su amo le ordenó que pasase el insecto por el ojo izquierdo de la calavera y, cuando ya el escarabajo tocó tierra, Legrand tomó escrupulosamente nota de la ubicación y realizó algunas mediciones con el propósito de iniciar la excavación en busca de un pretendido tesoro que él casi suplicaba encontrar.Sin embargo, en un primer momento la fosa no dio los resultados esperados y, convencidos por los dichos de Legrand, decidieron cavar en otro zona, donde finalmente, después de muchas, muchísimas horas de esfuerzo, consiguieron hallar el tan deseado cofre.

Con el botín ya entre sus manos, Legrand le confió a su amigo narrador cómo se había enterado de la existencia de ese tesoro escondido. Según le confesó, al encontrar al escarabajo de oro también había dado con un pergamino en el cual había un criptograma escrito por un corsario. Al descifrarlo, Legrand dio entonces con el dato preciso para dar con el tesoro que ese hombre había sepultado En el cuento “El escarabajo de oro” , Poe, pone especial énfasis en la valoración que hacemos de las cosas superficiales, que no siempre son las más trascendentales .El personaje Dupin es poseedor de una notable inteligencia, pero tambien, es sencillo y humilde.

Exhorta al lector que ponga su apreciación sobre este magnánimo personaje, poseedor de un especial carisma y qué otros valores el lector puede encontraren él. Legrand demuestra ser extremadamente perseverante en su intento por alzarse con el tesoro y a la vez exhibe a los demás su confianza en sí mismo y en sus ideas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada