lunes, 8 de abril de 2013

El lector de cadáveres, de Antonio Garrido

■Nº de páginas: 540 págs.

■Encuadernación: Tapa dura

■Editoral: ESPASA LIBROS, S.L.U.

■Lengua: ESPAÑOL

■ISBN: 9788467037586

Reseña de Amando Lacueva

Recuerdo cuando conocí a Antonio Garrido en persona. Fue tras la presentación que hizo en Tarragona de El Lector de Cadáveres. Ya nos conocíamos a través de la red y los correos electrónicos con motivo de su primera obra; La Escriba, que hace tiempo tuve el placer de leer, pero nunca habíamos hablado en persona. Junto a su mujer nos tomamos unas cervezas después de que firmara ejemplares y nos fotografiáramos. Aquellos pocos minutos, compartiendo unas cañas, fueron fantásticos. Hablamos principalmente de literatura histórica y ambos coincidimos en que es un género en el que hay que poner los cinco sentidos.Pues bien, Antonio me dedicó su obra y lo cierto es que por falta de tiempo, hasta hace poco no había tenido la ocasión de empezar con su lectura. Pero una vez iniciada su lectura, me la he merendado en cuatro sentadas, y eso que el volumen contiene más de 500 páginas.
 
Que nadie crea que pese a la amistad que puede unirme con el autor no voy a ser objetivo, pues mi intención es serlo, por eso, empezaré diciendo lo que no me ha acabado de convencer, que sinceramente, es muy poco, pues la obra en su conjunto es amena y de lectura ágil.Los primeros capítulos de la obra te recuerdan a una tragedia griega en toda su extensión. Los infortunios, vicisitudes, adversidades, desdichas que rodean la historia del personaje principal, Ci Song, son continuos, lo que en un inicio crea un clima que personalmente me produjo algo de agobio. Sin embargo, esa crueldad que Antonio refleja en los capítulos iniciales, son necesarios para la conclusión de la obra. Por suerte, las desgracias y calamidades se van suavizando a medida que se avanza en la trama, que para mi gusto, ha sido hilvanada a la perfección, lo que demuestra que Antonio Garrido, puso la carne en el asador a la hora de trazar esas lineas maestras que hacen tan atractiva la obra con sus giros inesperados.

Antonio Garrido nos demuestra que no trabaja improvisando, pues solo hace falta echar un vistazo por encima a los escenarios que perfila y que se puede corroborar con la amplia bibliografía consultada por el autor. La novela está construida con verdadero rigor histórico, y te transporta, con sus pinceladas, a la China Medieval del Siglo XII y XIII.Pero no nos engañemos, El Lector de Cadáveres es una obra histórica sobre un personaje real, de su lucha por aprender, de su ambición sin límite, del odio que provoca su destreza y sagacidad, y el ser, gracias a su tesón, el mejor en su oficio. Es la historia de un luchador, de un hombre que no se amedrenta ante lo convulso de su propia vida.El Lector de Cadáveres es una obra histórica, cierto, pero impregnada hasta la sociedad de toques de novela negra al mejor estilo de Conan Doyle. La intuición, la lógica, el conocimiento, se unen en Ci Song para resolver con éxito cualquier crimen que se le presenta, a pesar de la tensión constante a que es sometido nuestro personaje.Antonio construye unos personajes totalmente creíbles.

Odiarás a muchos de ellos y empatizarás con otros. En esta historia lineal, son muchos los personajes que se asoman a las páginas de la novela, pero yo destacaría al Juez Feng, al profesor Ming, a Tercera, su hermana pequeña, al adivino Xu, a Kan, el consejero de los Castigos, o a Bo, el oficial del emperador encargado de facilitarle su tarea, sin olvidarnos a Astucia Gris. Por último, deseo destacar a un personaje, para mí especial, porque es el que ofrece un toque de misticismo, de sensibilidad, y sobre todo, de enorme astucia. Es iris Azul. Una mujer enigmática que encierra un pasado sorprendente y que nos ofrece, dentro de tanta adversidad, ese toque enigmático envuelto de erotismo, del que no carece la obra.Queridos seguidores de Reseñas Literarias, ante vosotros tenéis una de esas obras a la que resulta fácil aconsejar su lectura, en la seguridad, que caiga en las manos de quien sea, disfrutará con su lectura.

SINOPSIS

En la antigua China, sólo los jueces más sagaces alcanzaban el codiciado título de «lectores de cadáveres», una élite de forenses que, aun a riesgo de su propia vida, tenían el mandato de que ningún crimen, por irresoluble que pareciera, quedara impune.Cí Song fue el primero de ellos.Inspirada en un personaje real, El lector de cadáveres narra la extraordinaria historia de un joven de origen humilde cuya pasión y determinación le condujeron desde su cargo como enterrador en los Campos de la Muerte de Linan a aventajado discípulo en la prestigiosa Academia Ming. Allí, envidiado por sus pioneros métodos y perseguido por la justicia, despertará la curiosidad del mismísimo emperador, quien le convocará para rastrear los atroces crímenes que, uno tras otro, amenazan con aniquilar a la corte imperial.Un absorbente thriller histórico, extraordinariamente documentado, en el que la ambición y el odio van de la mano con el amor y la muerte en la exótica y fastuosa China medieval.

Biografía de Antonio Garrido Molina

Es Ingeniero Industrial y reside en Valencia, en donde trabaja como profesor del Master de Diseño de Transporte en el Centro de Formación de Postgrado de la Universidad Politécnica de Valencia y profesor de la Escuela Superior de Diseño Industrial en la Universidad Cardenal Herrera-CEU. Es director de una empresa de consultoría de diseño de automóviles, y escribe artículos en prensa especializada. Es también profesor invitado del taller literario de novela histórica del Instituto Valenciano de Estudios Clásicos y Orientales.De momento se ha orientado a la novela histórica.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada