lunes, 4 de marzo de 2013

Encerrado, de Francisco Espinosa.

Reseña de Jon Ander Ground

Una re-edición cuatro años más tarde de una primera novela, escrita sin apenas pelitos en los genitales, confieso que no parece a priori una gran idea. Al contrario, no pocos autores estarían encantados de quemar sus trabajos tempranos y desear que el recuerdo de su publicación no fuera más que una mala pesadilla. "Me senté a leer preparado para sufrir las punzadas de la vergüenza que solo la versión joven de uno mismo puede proporcionarte" (Stephen King dixit)

En este caso, King habla de Blaze, una novela que califica "de baúl", sobre la cual, en su momento, tuvo serias dudas acerca de si tenía calidad suficiente para ser publicada. En nuestro caso, como el autor explica en el contenido extra añadido a esta segunda edición, nos encontramos con una novela a la que merece la pena dar una segunda oportunidad, ya que no contó en su momento con las mejores condiciones para alcanzar una difusión decente. O tal vez se trate de encarar a la joven versión de uno mismo, como dice King. O de enfrentarse a los fantasmas del pasado, tal como hace Derek, el protagonista de encerrado.


¿Qué nos vamos a encontrar en Encerrado?

Una obra primeriza de un Espinosa casi imberbe con alguna laguna propia de la falta de experiencia, pero aun así, bastante interesante, ya que en ella se apuntan las maneras del posterior recorrido literario del autor. Encerrado es una pieza de arranque que armoniza con el conjunto de su obra, y preconiza varios aspectos esenciales de la trayectoria de Espinosa que hoy en día pueden considerarse "marca de la casa".

Encerrado cuenta con la abrumadora influencia de Chuck Palahniuk, tanto en temática como en estilo de narración. Los guiños y referencias a El club de la lucha son tan evidentes que hasta el propio personaje principal, Derek, llega a afirmar en un pasaje que "parece su protagonista". Derek es un personaje crítico, insatisfecho, infeliz, autodestructivo. Su voz narrativa nace de sus pensamientos como instrumento de tortura, contundente, como en un ejercicio de auto-flagelación, aunque en realidad sirve como hilo conductor de la acción a través de una trama en la que Derek queda expuesto en numerosas ocasiones a su pasado triste, su presente vacío y su futuro sin esperanza. Un cuento de Navidad sucio y postmoderno, con fantasmas del pasado, del presente y del futuro, solo existentes en la agresividad pasiva de Derek hacia sí mismo.

La nueva edición digital cuenta con contenidos extra: algunos apuntes sobre el proceso de creación a modo de epílogo, "Making of: encerrado otra vez" y flamante portada nueva a cargo de Alejandro León. Los seguidores de Espinosa pueden así acceder a Encerrado, que hasta hace poco se encontraba descatalogada, y disfrutar de una novela hermanada en estilo con XXI, incluso en mi opinión superior en algunos aspectos: En Encerrado también los personajes dominan el desarrollo de la trama, pero en esta ocasión, no se precisa de la excusa non petita de un Apocalipsis para sacar a primera línea su esencia, ni justificar sus comportamientos extremos. Podría decirse que Encerrado también es una peregrinación en busca de la supervivencia y la expiación, pero en un contexto más cotidiano y doméstico, con el que resulta más sencillo conectar.

Así es que los lectores que carezcan del referente cercano de XXI, no lo necesitan. Solo es cuestión de dejarse llevar, entrar en el juego y dejarse "encerrar" por Derek y su discurso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada