jueves, 16 de febrero de 2012

Sandokán, de Emilio Salgari

Sandokán
Autor:  Emilio Salgari

Reseña escrita por Fernando Pineda

La segunda mitad del siglo XIX resultó ser un periodo que contempló hondos cambios sociales. La dinámica y fortísima emigración hacia las ciudades estableció una nueva clase social que, con el paso del tiempo, se fue instruyendo y apasionando a la lectura. Toda esta multitud de nuevos lectores reclamaba obras de entretenimiento para llenar tanto tiempo de ocios y, producto de ello, fue el surgimiento del folletín, novelas por entregas de impronta sentimental o de aventuras. Para compensar esta demanda, se echó a mano a la creación de obras de insuficiente calidad pero también hubieron sublimes escritores que se consagraron a ello –. Y, con el paso del tiempo, la novela de aventuras alcanzó un lugar de alta preponderancia que se extiende hasta hoy en día. Uno de los cuentistas a quién el género debe más fue el italiano Emilio Salgari (Verona, 1862-1911).


Marino por vocación desde joven, fue periodista y escritor y, con el paso del tiempo, fue especializándose en narraciones juveniles que le proveyeron un rápido y mayúsculo éxito, aunque el tan ansiado éxito no le reportó grandes sumas de dinero debido a la usura de quiénes estaban encargados de publicar sus obras. Perturbado por un fuerte desequilibrio psíquico, acabaría quitándose la vida .

Antes de suicidarse escribió una nota que dejó a sus editores: ‘A vosotros, que os habéis enriquecido con mi piel, manteniendo a mi familia en una continua semi-miseria, o aún peor, sólo os pido que os ocupéis de los gastos de mis funerales. Os saluda rompiendo la pluma. Emilio Salgari’. Los fanáticos de las novelas de aventuras saben sobradamente que el escritor y periodista italiano Emilio Salgari es uno de los prototipos más destacados del género. El autor, a lo largo de su vida, escribió cuantiosas obras, muchas de las cuales terminaron convirtiéndose en clásicos, como en el caso de “Los tigres de la Malasia” (también llamado “Los tigres de Mompracem”).


Es en este libro, donde la acción se desenvuelve en tierras distantes y mares de la actual Indochina, donde marinos, guerreros y piratas se lanzaron a la aventura y protagonizaron luchas épicas. El título de esta obra describe  al sobrenombre con el que se conoce al despiadado Sandokán, el personaje más celebre que creó Salgari. En sus hazañas, este joven príncipe malayo que buscó el desagravio de los británicos rengándose de ellos por haberlo depuesto del trono y dejado sin familia cuenta con el respaldo, la compañía y la ayuda de un grupo fiel integrado por el portugués Yáñez, el bengalí Tremal-Naik y el mahrato Kammammuri, entre otros. Sandokán, tras oír el relato de Yáñez respecto de “la Perla de Labuán”, decidió abandonar Mompracem para llegar hasta el lugar donde se encontraba esa bella e impactante criatura. No pasó mucho tiempo hasta que el pirata descubrió que ese tesoro no era otra que Mariana Guillonk y era la sobrina de lord James, uno de sus más fuertes enemigos.

Para no ser descubierto, Sandokán se presentó como un príncipe malayo y el amor entre ambos no tardò en volverse irrefrenable. Tampoco pasó demasiado hasta que el recién llegado se enfrentó a la realidad de deber elegir entre casarse con su amada y vivir en algún lugar pretérito o regresar con Yáñez y sus cachorros; en eso estaba (en decidir que elecciòn tomar cuando, antes de poder resolver el asunto, cuando Sandokán resultó ser víctima de una emboscada, razón por la cual el protagonista no lo dudó ni un momento y huyó hacia Mompracem , aunque antes se hizo de tiempo para jurarle amor eterno a Mariana. Tiempo después, tras esquivar diversos obstáculos y enfrentarse a comprometidas situaciones no exentas de peligro, el héroe y sus amigos lograron redimir a la joven que alcanzó conquistar el corazón de Sandokán. El gran personaje creado por el italiano Emilio Salgari, no es otro que Sandokán, joven príncipe malayo que, tras ser asesinada su familia por los ingleses, se consagró a la piratería acompañado de unos pocos fieles valientes. Desde su base en la isla de Mompracen, atacó a los británicos causándoles enormes pérdidas y trastornos. Su lugarteniente es el portugués Yáñez y, como todo héroe de aventuras que se precie, también tiene una amada, la bellísima Lady Mariana, conocida como ‘la perla de Labuan’ y sobrina del gran enemigo del bucanero, lord James Guillonk.

En “ Los tigres de Mompracen” asistimos al primer encuentro entre Sandokán y la joven, que lo cuida cuando ha sido herido en combate. Tras muchas peripecias, se propone secuestrar a su enamorada y, después de hacerlo, es atacado por el tío de ésta, que trata de rescatarla. Sandokán es una gran sucesión de aventuras que mantienen al lector en tensión constante. Se trata de literatura juvenil de sublime calidad lo cual, en los tiempos que corren, no es ciertamente poco.

3 comentarios:

  1. Buena reseña sobre este mítico personaje, que muy buenos momentos me hizo pasar con sus aventuras en mi época de juventud. Era un fiel seguidor de la saga Sandokán.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy buena reseña! Tenéis más información en el libreto de "Los Piratas de Malasia": http://mylibreto.com/piratas-malasia-sandokan-emilio-salgari.html

    ResponderEliminar